23 deportistas van al Open de Loterías Caixa

- 25 de abril de 2018 - 00:00
Bryan Alexander Torres (centro) competirá en la categoría T45, para personas con doble amputación por encima del codo; está entre los favoritos.
Foto: Jhon Guevara / EL TELÉGRAFO

Dos miembros del equipo nacional son nadadores, los demás competirán en atletismo. Las pruebas se realizarán desde mañana hasta el sábado.

Para Kiara Rodríguez, David Dávalos y Luis Vásquez, “volar” a su primer certamen internacional dejó de ser una aspiración; ahora se sienten ansiosos por debutar en el Open Internacional Loterías Caixa, que se desarrollará en Sao Paulo (Brasil), desde mañana hasta el sábado.

Ellos y Maryuri Mejía viajaron ayer desde Quito y, de acuerdo con sus planes, se unirán al grueso del equipo nacional que se les adelantó a territorio paulista el pasado lunes. El representativo “tricolor” está formado por 23 exponentes, siete entrenadores, una fisioterapista y dos delegados; dos de los deportistas son nadadores, los demás competirán en atletismo.

María Belén García y Érick Tandazo, ambos con discapacidad física, estarán en los torneos de natación; María en los 100 metros pecho de la categoría SB9, destinada a personas con una limitación mínima que afecta a las piernas. Y Érick en los 100 metros espalda, 100 metros pecho; 400, 100 y 50 metros libre de la clase S9, para quienes tienen discapacidad severa en una sola pierna.

Completan el lote de ecuatorianos con discapacidad física los atletas Alexander Torres, Cléider Aguas, Maryuri Mejía, Kiara Rodríguez, David Dávalos y Luis Vásquez.

Torres correrá en los 200 y 400 metros de T45 (amputación de ambos brazos), mientras Aguas bregará en los 100, 200 y 400 metros de la categoría T37/38 (discapacidad incontrolable en la mitad de su cuerpo o en alguna extremidad). Maryuri lidiará en el impulso de la bala de la división talla baja; Kiara lo hará en los 100 metros y salto largo de T38; Luis y David intervendrán en los 100, 200 y 400 metros de T47 (discapacidad física en alguna extremidad o falta de ella). 

En el mediofondo de la serie T11 de discapacidad visual (ciegos totales) estarán Darwin Castro y su guía, Diego Arévalo y Daniel Simbaña, con su guía Andrés Simbaña.

Ecuador completará su presencia con los chicos de discapacidad intelectual leve, siete en la clase T20 y especialistas en 400 metros y salto largo: Marlixa Padilla, Anahís Lara, Damián Carcelén, Ánderson Colorado, Johnny Córdova, Ronny Santos y Roberto Chalá.

En el impulso de la bala de F20 se inscribió a Stalin Mosquera y Jordy Congo.

Kiara Rodríguez, guayaquileña de 15 años, admite sentirse emocionada por ir al extranjero y demostrar su potencial; su aleccionador, el cubano José Valdez afirma que en Sao Paulo su discípula podría imponer un nuevo récord panamericano T38 en salto largo que es de 4,60 metros. “Kiara hace 4,64; se ha preparado desde hace tres años”, especifica Valdez.

A diferencia de los otros, los jóvenes que viajaron ayer no constan en el Plan de Alto Rendimiento; fueron gracias a la Federación Ecuatoriana de Deportes para Personas con Discapacidad Física (Fedepdif), que  a través del Ministerio del Deporte invirtió $ 10.135,58. (I)

Maryuri, tras su primera presea fuera del país

Maryuri Mejía, cuyo cumpleaños 17 es el 21 de mayo, impulsará la bala durante el Open Internacional de Loterías Caixa, en Sao Paulo. Foto: John Guevara / EL TELÉGRAFO.

Después de su debut internacional durante el Abierto de Deporte Adaptado Cali 2018, entre el 6 y 8 de este mes, Maryuri Estéfany Mejía Criollo buscará en Sao Paulo su primera medalla fuera de territorio patrio. En la “Sucursal del Cielo” participó, pero no compitió en razón de ser la única exponente de la categoría sub-18 en levantamiento de potencia.

A sus 16 años, la joven se abre paso en el deporte nacional con el afán de conseguir resultados que la incluyan en el Plan de Alto Rendimiento.

Con menos de dos años en el mundo del atletismo, al que llegó por recomendación de Christian Mosquera, su profesor de educación física en la Academia Militar General Miguel Iturralde de Chillogallo, la adolescente no requiere una bola de cristal para verse en el futuro como psicóloga deportiva y entrenadora. “Deseo transmitir mi experiencia, decirles a todas las personas que los límites no existen”, manifiesta con un halo de autoestima profunda. Confiada, cuenta que el deporte le ayudó a meterle una sonora paliza a sus miedos; ahora sus hermanos, los gemelos Dietrich y Derek (15 años), la ven como una superheroína. Las ganas de ir a las prácticas de lanzamiento de bala la obligaron a superar el temor de subir a los buses y a todo aquello que se veía alto. Su estatura, 1,16 metros, es ahora su principal estímulo; le recuerda que nada es inalcanzable. En Brasil intentará subir a cinco metros su mejor marca, que es de 3,81. Nacida en Sigchos (Cotopaxi), se siente feliz por ser la primera mujer nacional de talla baja que representa al país en el extranjero. (I)   

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: