Darwin Castro rebasó el objetivo de temporada y es tercero en el mundo

- 20 de diciembre de 2018 - 00:00
El atleta con discapacidad visual Darwin Castro (d) y su guía Sebastián Rosero compiten como equipo desde 2014.
Foto: Álvaro Pérez / EL TELÉGRAFO

El atleta con discapacidad visual, junto con su guía Sebastián Rosero, se plantearon ser quintos del mundo en 2018, sin embargo terminaron dentro del podio. La meta principal es lograr la primera medalla paralímpica para Ecuador.

A inicios de 2018, el atleta ecuatoriano con discapacidad visual Darwin Castro, conjuntamente con su guía, Sebastián Rosero, se planteó ubicarse quinto en la clasificación mundial de los 1.500 metros; sin embargo, gracias a su esfuerzo, tesón y trabajo, terminan el año en la tercera posición. 

El corredor cuencano de 25 años se ubica por detrás del brasileño Agripino dos Santos, quien está a 8 segundos de distancia del ecuatoriano; y del iraní Hamid Eslami, que apenas le saca 0.02 de segundo a Castro.

“Este año hemos alcanzado grandes logros con Sebastián, en pruebas importantes en las que estuvimos entre los tres primeros y estamos muy contentos por todo eso”, mencionó Darwin en un encuentro con los medios de comunicación.

Entre los triunfos más importantes que consiguieron en esta campaña destacan las medallas de oro logradas en Río de Janeiro (Brasil) y  en el Abierto Nacional de Atletismo Paralímpico desarrollado en Barranquilla (Colombia), además de un segundo lugar en el Open Grand Prix de Berlín (Alemania).

Aunque por varios años vivieron en la casa de Sebastián en Quito, por decisión del entrenador Julio Chuqui se trasladaron a cumplir con su preparación en el Centro de Entrenamiento de Alto Rendimiento de Cuenca.

Aquello fue con la finalidad de clasificar a los Juegos Paralímpicos Tokio 2020, que serían los segundos para el binomio ecuatoriano tras su participación en Río 2016, donde alcanzaron un diploma olímpico en los 5.000 m al ubicarse en el séptimo lugar.

Castro contó que al principio les costó adaptarse un poco al cambio de ciudad, pero que con el pasar de los días lo fueron haciendo. “Queremos ser la primera medalla paralímpica para el país, por eso nos planteamos ir a Cuenca. La gente nos ha recibido muy bien y sentimos que eso nos ayudó a mejorar”, expresó el atleta cuencano.

El tiempo actual de Castro es de 16 minutos y 15 segundos en los 5.000 m, mientras que la marca para llegar a Tokio 2020 en esta distancia es de 16m06s, es decir que está muy cerca de conseguirla, al igual que en los 1.500 m donde registra 4m20s y el tiempo base es de 4m15s.

Los atletas deben esperar al 1 de enero, cuando se inicie el período de clasificación a los Paralímpicos. “El Parapanamericano Lima 2019 y el Mundial de Dubái van a ser dos torneos en los que la ubicación nos puede dar cupos para Tokio, así que vamos a prepararnos para lograrlo”, dijo Rosero, quien es guía de Darwin desde enero de 2014. 

El binomio nacional pertenece al Plan de Alto Rendimiento, que impulsa el Estado a través de la Secretaría del Deporte. “Pero también el apoyo de la empresa privada, en este caso de Toyota, es fundamental para seguir nuestro desarrollo como deportistas”, manifestó Sebastián, de 26 años. La empresa japonesa anunció la extensión del apoyo a Castro hasta diciembre de 2019. (I)  

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: