Castro afina detalles para el Mundial

- 29 de octubre de 2019 - 00:00
El paratleta nacional Darwin Castro (d) y uno de sus guías Diego Arévalo, intervendrán en los 5.000 m del Mundial de Dubái.
Cortesía Lima 2019

El campeón parapanamericano entrena desde ayer en Portugal. Después viajará a Dubái para intervenir en la cita planetaria.

El deportista ecuatoriano Darwin Castro se encuentra desde ayer afinando detalles de su preparación de cara al Campeonato Mundial de Paratletismo, que se cumplirá en Dubái (Emiratos Árabes), del 7 al 17 de noviembre.

Pensando en alcanzar el podio, el campeón parapanamericano en los 5.000 metros de los Juegos disputados en agosto de este año en Lima (Perú), va también tras un lugar en los próximos Juegos Paralímpicos Tokio 2020; la cita entregará cupos directos a los cuatro primeros.

Castro viajó a la ciudad portuguesa Rio Maior, para hacer un campamento de entrenamiento base hasta este 3 de noviembre y luego trasladarse a Dubái. En Portugal lo acompañan sus dos guías Sebastián Rosero y Diego Arévalo, además del entrenador Julio Chuqui.

“Es un evento (el Mundial) muy importante para nosotros porque nos jugamos la clasificación a Tokio. Hemos trabajado para conseguirla”, mencionó Darwin, quien tiene discapacidad visual total, por lo que corre con ayuda.  

Pertenecer a la categoría Tokio 2020 del Plan de Alto Rendimiento (PAR), que impulsa el gobierno del presidente Lenín Moreno, a través de la Secretaría del Deporte, desde 2015, le permitió prepararse fuera de Ecuador y llegar de la mejor forma a la Copa del Mundo.

Rosero, amigo inseparable del atleta, contó a EL TELÉGRAFO lo beneficioso de estar en el principal escalafón del PAR, al que ingresaron en 2015. “La inversión será aún mayor en varias cosas como en implementos, la nutrición, los médicos, pero, asimismo, nos compromete aún más para representar al país”, sostuvo.

Darwin competirá en Dubái en las pruebas de 1.500 y 5.000 metros planos. En la primera lo hará con Diego Arévalo, mientras que en la segunda con Rosero, quien con respecto a las prácticas en Portugal argumentó que le servirán para bajar los tiempos y llegar con opciones de ganar medallas.

En Lima 2019 alcanzó el metal dorado en los 5.000 metros con un tiempo de 15 minutos, 52 segundos y 93 centésimas, mientras que en la prueba de 1.500 m fue descalificado por una falta técnica en el arranque de la competencia, que finalizó primero con un tiempo de 4m12s, bajando su mejor marca en dos segundos.

“Esos tiempos nos invitan a soñar en lo que puede pasará en Dubái”, manifestó Rosero.

El triunfo en Lima, además, les proporcionó mantenerse entre los cinco primeros del ranking mundial en la distancia, con lo que también podrían acceder al evento planetario, que se disputará en la capital japonesa del 25 de agosto al 6 de septiembre del año entrante.

De llegar a los Juegos Paralímpicos serían los segundos para Castro, pues ganó un diploma olímpico hace cuatro años en Río de Janeiro al finalizar séptimos, con Rosero, en los 5.000 metros.

Ahora va por la revancha y quiere alcanzar la gloria paralímpica. “Sabemos que primero debemos conseguir el boleto, pero sí llegamos creemos que es posible por el crecimiento que hemos tenido en el deporte y por lo que trabajamos. El compromiso está para poder lograr el podio en Tokio”, señaló el fondista.

Sin embargo el primer paso es hace un buen Mundial y “estar a la altura de los rivales como los japoneses, brasileños o keniatas y mirar lo que podemos aprender para plantearlos en la prueba más importante del siguiente año en Tokio”, agregó Castro, quien nació en Cuenca (Azuay) hace 26 años.

En la ciudad emirato Ecuador competirá con 13 atletas en disciplinas como salto de longitud, impulso de bala y en las distintas  carreras de pista.

Además de Castro, otras opciones de medalla están en Poleth y Anaís Méndes,  Kiara Rodríguez, Roberto Chalá, entre otros. (I)  

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: