Daniela Darquea: “Puedo ser la número uno del mundo”

- 29 de julio de 2018 - 00:00
Daniela Darquea durante uno de sus entrenamientos en el club Jacarandá, ubicado en Cumbayá, como parte de su preparación para jugar en el tour.
Foto: Miguel Jiménez / El Telégrafo

La golfista ecuatoriana se codea con la élite del deporte y apunta a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Se clasificó para disputar el Abierto Británico de la Asociación Profesional de Golf.

Daniela Darquea sueña con los ojos abiertos. Lo que a otras golfistas les cuesta más tiempo, ella lo ha vivido como un “flash” y hoy se codea con las mejores del mundo, por su talento dentro de las canchas.

La deportista es parte de Ladies Professional Golf Association (LPGA), lo que le permite jugar los mejores torneos a nivel global con la intención de continuar creciendo en el escalafón.

Actualmente es la 99 del mundo y, modestia aparte, se siente en condiciones de llegar más alto. “Me doy cuenta de que puedo ser la número uno del mundo. Es cuestión de trabajo y de dedicarme al proceso. Competir ahí (en la LPGA) fue siempre mi sueño y lo estoy cumpliendo”, dijo la quiteña.

Recientemente consiguió su logro más destacado en su carrera deportiva: el quinto lugar en el Marathon Classic, que se disputó en Ohio (Estados Unidos). Eso le permitió también clasificarse al Abierto Británico Femenino, que se jugará entre el 2 y el 5 de agosto en Lacanshire.

En el certamen estadounidense consiguió establecerse en esa posición, luego de no pasarlo muy bien en un inicio. Sin embargo, un hoyo en uno cambió todo. Antes de lograrlo estaba fuera del corte y quedaban pocos hoyos para el final.

El estrés aumentaba, pero pudo controlarlo para seguir con su juego y así consiguió el hoyo en uno, que la puso en una posición privilegiada en el certamen. Pasó de estar luchando y sufriendo, a disfrutarlo e incluso pelear por quedarse con el primer lugar.

El torneo repartía cinco cupos para el Abierto Británico para las golfistas que no tenían el cupo; es decir, no necesariamente tenían que estar entre las cinco primeras. Darquea, con su quinto lugar, fue la primera en obtener el boleto a Inglaterra.

“Es un logro súper importante para mí, porque me permitirá jugar mi tercer mejor del año. Quiero cerrar bien 2018 en el Abierto Británico, que tendrá otras condiciones”.

El Royal Lytham and St. Annes Golf Club posee una cancha de piso firme y duro, según contó Darquea. Las condiciones climáticas también influirán en las jugadoras y en su estilo, porque se esperan lluvias y vientos.

En las semanas que restan antes de disputar el torneo, ella se enfocará en mantener baja la trayectoria de la pelota y con menos revoluciones posibles, para que el viento no afecte tanto la dirección.

Aquello será difícil de replicar en Quito, en pleno verano, pero sí podrá pulir su técnica para golpear la pelota como ella pretende.

Llegar a la LPGA no ha sido fácil, pues le ha tocado mostrarse en las pocas oportunidades que tenía. La organización le otorgó una tarjeta parcial, que no le dejaba jugar todos los torneos.

Sin embargo, poco a poco se hizo con una tarjeta completa, que le entrega más posibilidades de jugar y así mostrarse al mundo del golf. “Me genera mucha ilusión, porque lograr esa tarjeta fue mi primer objetivo. Ahora estoy muy cerca de conseguirla para 2019, para escalar en el ranking mundial”.

Su propósito a largo plazo es clasificar a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. El golf volvió a estar en el evento después de 112 años. En Río de Janeiro, en 2016, se lo disputó y continuará en la edición asiática.

Con sus actuaciones, la deportista ecuatoriana se acerca a la clasificación, pero todo dependerá de su evolución en el escalafón. También le beneficiará ser la única ecuatoriana en la LPGA, pues la organización reparte de forma equitativa los cupos entre las golfistas.

Evidentemente participar en los torneos del LPGA le otorga más puntos para el escalafón y con el tiempo que queda hasta Tokio, Darquea se perfila para conseguir uno de los cupos. Eso sí, asume con tranquilidad y responsabilidad su momento, para no distraerse y mantener su rendimiento.

Recientemente firmó un contrato de representación con la empresa Link Sports, que lleva su imagen, además de tratar de conseguir auspicios y soporte económico, que es lo que más necesita.

Al momento no cuenta con respaldo de ninguna entidad pública o privada, por lo que ella financia su carrera con los premios económicos que obtiene en los torneos.

“Cada participación exitosa de ella facilita que podamos conseguir auspicios. Pronto anunciaremos su primer patrocinador”, comentó el director general de esa empresa, Gustavo Illingworth. (I)

Torneos
El calendario anual
La golfista espera conseguir la tarjeta que le permita jugar el próximo año en los mejores torneos. En 2019 el tour pasará por Bahamas, Australia, varias fechas en Estados Unidos, Inglaterra, Francia y también por Asia.

99 es el lugar en el ranking de la LPGA que ocupa la golfista  en la actualidad y que pretende escalar.

Su primer impulso
Su participación en el US Open, hace dos meses, significó un impulso en su carrera. A pesar de que deportivamente no le fue tan bien, la experiencia la enriqueció para afrontar mejor otros torneos. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: