El ciclista francés Julian Alaphilippe es el nuevo rey de la Strade Bianche

- 10 de marzo de 2019 - 00:00
El ciclista francés del equipo de Quick-Step, Julian Alaphilippe, ha sido uno de los ciclistas más destacados en lo que va de 2019.
Foto: Tomada de as.com

El francés Julian Alaphilippe (Quick-Step) conquistó el sábado 9 de febrero la decimotercera edición de la prueba de ciclismo Strade Bianche, con salida y llegada en la ciudad italiana de Siena y con un recorrido de 184 kilómetros, 63 de ellos en carreteras de arcilla blanca.

Después de triunfar en la Vuelta a San Juan y en el Tour Colombia, Alaphilippe sumó su tercera victoria del año al cruzar la línea de meta de Siena en 4 horas, 47 minutos y 15 segundos, tras fulminar al esprint y en la última subida al danés Jakob Fuglsang (Astana).

Sin el campeón del mundo, el español Alejandro Valverde (Movistar), que volverá a competir el 25 de marzo en la Volta a Cataluña, el podio de la Strade Bianche fue completado por el belga Wout Van Aert (Jumbo-Visma).

En su estreno absoluto en la prueba toscana, Alaphilippe puso su firma en una Strade Bianche que, pese a su joven historia, ya se convirtió en toda una clásica del ciclismo moderno.

Los 147 corredores participantes salieron de Siena a las 10:40 y no faltó la habitual fuga inicial, de cuatro hombres, con el italiano Diego Rosa que fue el más agresivo, al escaparse en solitario y al aguantar al frente durante más de 100 km.

El liderato de Rosa aguantó hasta 36 km del final, cuando un grupo de 13 corredores, entre ellos Benoot, Van Avermaet y Alaphilippe lo alcanzaron y anunciaron batalla.

Alaphilippe y Fuglsang dieron una dura pelea en Le Tolfe, el tramo de arcilla más exigente. Los dos llegaron juntos al final y empezaron a estudiarse, intercambiaron miradas y prepararon los últimos 700 metros, en una gran subida.

Detrás de Fuglsang hasta 300 metros de la línea de meta, el francés lo adelantó con un gran esprint y se coronó con dos segundos de ventaja, lo que le dio tiempo suficiente para celebrarlo tocándose el pecho.

No fue un gran día para el campeón olímpico, el belga Greg Van Avermaet, ni para el vigente campeón, el también belga Tiesj Benoot, quienes estaban entre los favoritos. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: