Richard, contento por la visita de su familia

- 01 de junio de 2019 - 14:30
El ecuatoriano Richard Carapaz retuvo la "maglia rosa" en la etapa 20 del Giro de Italia.
Foto: Movistar Team

El ecuatoriano Richard Carapaz expresó su satisfacción por tener a su esposa y dos hijos junto a él en la recta final del Giro de Italia 2019. El ciclista carchense está a un día de ser campeón de uno de los tres circuitos élite del deporte sobre dos ruedas.

Tania Rosero arribó a Italia el viernes 31 de mayo desde Tulcán, Carchi, para acompañar a su esposo en el momento más importante de su carrera. El sábado 1 de junio estuvo en Croce D’ Aune para desearle sus mejores deseos antes de la salida en la etapa 20 del certamen. ‘Richie’ llegó en la cuarta posición.

Para el ciclista de 26 años es importante tener a su familia junto a él para compartir lo que será un sentimiento de gloria en su corta experiencia como profesional. “Ahora solo nos queda una fracción por delante”, dijo Carapaz respecto a los 17 kilómetros que lo separan de hacer historia.

Tener a sus hijos cerca no es una distracción para la ‘locomotora’ del Movistar Team. El carchense se dio el tiempo para compartir con sus familiares, mientras se preparaba para iniciar el recorrido.

Su pequeño hijo, vestido de rosa como su padre, miraba con asombro la bicicleta en la que Carapaz calentaba antes de saltar a la pista. Para el niño es toda una novedad ver a su padre en un panorama como este.

“Es una sensación y situación únicas las que estoy viviendo estos días”, agregó ‘Richie’, al acabar la etapa 20. La 21, la considerada etapa madre del Giro de Italia, será este domingo en una contrarreloj de 17 kilómetros en la ciudad de Verona.

El domingo 2 de junio, a las 09:46, participará en el último reto de la gran vuelta ciclística. Su objetivo es obtener un tiempo que le permita mantener la ventaja de 1 minuto 54 segundos con el italiano Vicenzo Nibali, segundo en la tabla general. (D)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: