Campo sube al podio en Estados Unidos

- 26 de febrero de 2019 - 00:00
El ciclista ecuatoriano Alfredo Campo Vintimilla enfrentó a los mejores exponentes del BMX mundial en el Campeonato Nacional de Estados Unidos, donde consiguió el segundo lugar.
Fotos: Luis Cheme / EL TELÉGRAFO

El tricolor Alfredo Campo se encuentra en el top 10 del ranking mundial de BMX. El fin de semana logró el segundo Lugar en el Campeonato Nacional de EE.UU.

Conforme, satisfecho, tranquilo y con ganas de seguir creciendo en el BMX se mostró el ecuatoriano Alfredo Campo, tras ganar el segundo lugar en la categoría élite del Campeonato Nacional de los Estados Unidos.

Aún en la ciudad de Oldsmar, Florida, donde compitió este fin de semana, el azuayo de 25 años se animó a contar a diario EL TELÉGRAFO sus inicios en el bicicrós y los planes que tiene para la presente temporada.

Este año buscará el podio en los Panamericanos de Lima y el Mundial en Bélgica. Además de sumar puntos para acceder a los Juegos Olímpicos Tokio 2020. De acuerdo con el pedalista, al momento se ubica octavo en el ranking mundial.

Siempre con la bicicleta como mejor compañera y sin practicar ningún otro deporte que no tenga que ver con el “caballito de acero”, tanto que “no tengo memoria sin mi bici”, Campo confesó que se encuentra obsesionado con ganar una medalla olímpica para emular al marchista Jefferson Pérez.

El también cuencano es el único ecuatoriano que ha ganado preseas olímpicas. La primera en 1996, cuando en Atlanta se adjudicó la dorada en los 20 km y 12 años después se colgó la de plata en la misma distancia, pero en los Juegos de Pekín 2008.

“Mi amor por las olimpiadas nació al imaginarme que era el siguiente Jefferson Pérez”, sostuvo Campo y consideró que ha pasado bastante tiempo desde la última medalla olímpica y “ya el país se merece la siguiente”, mencionó el vigente monarca sudamericano.

La familia de Campo se ha caracterizado por ser aficionada al deporte de las dos ruedas, y Alfredo no podía ser la excepción. “Creo que fue natural lo mío con el BMX porque así como empezaba a aprender a caminar di las primeras pedaleadas”, afirmó el corredor tricolor.

Desde los 11 años, el cuencano tomó en serio el bicicrós y a los 14 afrontó la que sería la decisión más importante de su vida, dedicarse por entero al deporte que le apasiona y sacrificar cosas que para un adolescente son normales, como ir a fiestas, hacer amistades o estudiar.

“Me di cuenta de que la vida tiene un propósito y qué mejor que aprovecharlo. Creo que Dios me dio un don que es montar la bicicleta”, dijo Alfredo, quien comparte esa pasión sobre la “bici” con niños y niñas en la fundación Pedaleando por la Vida.

Además de ayudarlos a practicar deporte, el objetivo de la fundación es que los niños y jóvenes luchen por sus sueños. Es decir lo que busca es si quieren ser médicos, arquitectos o ejecutivos de bancos, motivarlos e incentivarlos a que luchen por llegar a serlo, sin desmayar.

El principal logro del pedalista nacional, hasta el momento, fue el título mundial juvenil conseguido en 2011 en la ciudad danesa de Copenhague.

Luego vinieron otras conquistas como la más reciente medalla de oro en los Juegos Sudamericanos Cochabamba 2018. También participó en los JJ.OO. Río de Janeiro 2016.

En cada pista y superando los montículos se puede observar al ecuatoriano con el número 593, escogido por Campo porque sumados los tres dan como resultado el 17, que es su favorito.

Además el 593 es el código de área de Ecuador y eso también le gusta.

Alfredo trabaja para lograr sus metas y si eso sirve de ejemplo para los bicicrosistas que vienen atrás, será aún más satisfactorio para él, pero al momento se centra en su carrera y en los objetivos planteados como competir al más alto nivel con los mejores del BMX planetario.

Fue así que al estar entre los 25 mejores del ranking mundial accedió a participar en la categoría élite del Campeonato Nacional de los Estados Unidos.

En la prueba intervinieron figuras como el campeón mundial, el francés André Silvain, o el monarca estadounidense Corben Sharrah.

Para el tricolor fue “la competencia de más alto nivel del BMX” y decidió estar presente  porque le sirve para afianzarse y ganar confianza de cara a rozarse con los mejores del mundo y subir su rendimiento.

La ciudad de Oldsmar fue el lugar en donde Campo logró el segundo lugar del Campeonato Nacional de Estados Unidos, superado por el suizo David Graf, que se quedó con el oro. Mientras que el tercer lugar lo obtuvo Álex Tougas, de Canadá.

“Me gusta estar siempre en las carreras en las que está el mejor nivel del mundo porque no nos serviría de mucho participar en torneos invitacionales o en eventos de clase menor, porque si queremos ser medallistas olímpicos o campeones mundiales necesitamos competir con los mejores”, sostuvo el azuayo, que es hincha de Deportivo Cuenca.    

Este tipo de competencias sirven de preparación para llegar de la mejor forma a los Juegos Panamericanos de Lima, que se cumplirán del 26 de julio al de 11 de agosto, y al Mundial de Bélgica (posiblemente en octubre), donde buscará medallas.

Para llegar a los JJ.OO., que tendrán lugar en el verano de 2020 en Japón, hay dos tipos de clasificación. La una es por países y la otra individual.

En ambas y de acuerdo a la competición se suma puntos para el ranking mundial que da cupos a Tokio. La siguiente prueba será una de las paradas de las Copas del mundo, que se celebrará en Inglaterra a finales de marzo. (I) 

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: