Manifestaciones para pedir justicia por Maradona copan el obelisco en Buenos Aires

Matías Morla, exapoderado del Diez, es a quien los manifestantes acusan de la muerte de Maradona.
10 de marzo de 2021 16:32

Las calles de Buenos Aires están llenas a estas horas de manifestantes que reclaman justicia para el astro del fútbol Diego Armando Maradona, quien falleció el 25 de noviembre del año pasado.

Lo que empezó siendo una iniciativa en redes sociales, impulsada por fanáticos como Pueblo Maradoniano, Comando Maradona y La Diego Maradona, se lleva a cabo en el Obelisco, con la presencia de sus hijas Dalma, Giannina y su exesposa Claudia Villafañe, que llegaron a la marcha a las 18:00, hora argentina, de este 10 de marzo.

Desde antes de las 17:00 varios fanáticos se fueron acercando lentamente al punto de encuentro. Cathy, una de las asistentes sostuvo: "Vengo a pedir justicia. Tengo indignación, rabia, bronca. Lo mató el entorno que estuvo con él en el último tiempo. Tienen que ir presos". Ella llevaba una bandera alusiva a Maradona.

Matías Morla, exapoderado del Diez, es a quien los manifestantes acusan de la muerte de Maradona.

Diversos trapos dejaban ver el rostro del Diez y los colores de Argentina, todos unidos por una misma causa: el esclarecimiento del fallecimiento de Maradona.

"Diego, Diego de mi vida, vos sos la alegría", empezaron a cantar en el copamiento del centro porteño. 


Las hijas mayores del Diez se hicieron presentes y pidieron que las manifestaciones se realicen en paz, con el uso de barbijos para evitar la propagación de la pandemia.

La muerte de Maradona es investigada por la fiscalía de San Isidro y por el momento hay siete personas imputadas. Entre ellos figuran el médico Leopoldo Luque, quien coordinaba la internación domiciliaria de Maradona, y la psiquiatra Agustina Cosachov.

Llegaron al lugar de la marcha Claudia junto a Dalma y Gianinna. Las tres encabezaban una pequeña columna de gente y llevaban una bandera que reclamaba "condena social y justicia para los culpables".

El arribo provocó un gran desorden y desbordó al personal de seguridad que protegía a la familia del excapitán de la Selección argentina. Tanto Claudia como sus hijas abandonaron la zona del Obelisco y caminaron hasta un hotel ubicado en la avenida 9 de Julio y Córdoba. Allí habían quedado estacionados sus autos. Tras subirse a los coches, se fueron del lugar.

"No murió, lo mataron" es el leimotiv que difundieron los organizadores de la concentración, quienes reclaman "juicio y castigo a los culpables".

Mensajes similares se observaron en algunas de las banderas colgadas alrededor del Obelisco. "No tienen perdón de vos", reclamaba una de ellas. Otras apuntaban contra Matías Morla, abogado de Maradona, y el empresario Víctor Stinfale.

Tras la partida de la familia de Maradona llegaron al lugar dos micros con hinchas de Almirante de Brown que comenzaron a tocar bombos y trompetas. 




Fuentes: Olé, El Clarín y Marca. 

Contenido externo patrocinado