Fútbol visto por manos

La discapacidad visual no fue un impedimento para que un grupo de seis personas disfruten de la transmisión de un partido. Lo hicieron a través de las extremidades superiores ayudados por guías especializados.
19 de junio de 2019 00:00

El clásico “Jueguen Muchachos” del conocido relator Fabián Gallardo, fue reemplazado por el movimiento de las manos de Andrés López, quien guió a su padre, César, a palpar las emociones del fútbol pese a tener discapacidad visual.

Antes del conteo, padre e hijo acuerdan qué mano va a ser cada equipo, por ejemplo la derecha es Uruguay y la izquierda Ecuador. Siempre las manos del intérprete deben estar debajo.

Los videntes se colocan frente a la pantalla y a través de una cancha de madera, que tiene labradas las líneas que dividen el campo, explican lo que sucede.

“Esto es tan diferente a escuchar un relato en la radio, porque siguiendo a los periodistas uno se pierde porque a veces se ponen a hablar entre ellos o sale la voz comercial. En cambio, así vivimos intensamente las emociones y podemos tocar el fútbol”, mencionó César, quien es presidente de la Asociación de Invidentes, Milton Vedado. Él aseguró que este tipo de acciones sirven como inclusión.  

En esto coincidió Cristian Salinas. “Escuchando la radio uno se imagina, pero sentir con la mano es más real porque uno se puede dar cuenta de que los jugadores están cerca o lejos de marcar”.

Para describir los encuentros existen varios movimientos. Por ejemplo para un gol se usa la mano para hacer el arco y con la otra se pasa el dedo índice de la persona no vidente entre la portería.

En Ecuador, 54.529 personas tienen discapacidad visual. Del 100%, 59,22% son hombres y el restante 40,78% son mujeres, según cifras del Consejo Nacional para la Igualdad de Discapacidades (Conadis).

Además, en el país existe torneo de fútbol adaptado, que se desarrollan cada año por iniciativa de los grupos que apoyan a este sector.

La práctica de esta disciplina requiere de cualidades físicas y técnicas pero, sobre todo, de mucha movilidad y sentido de orientación. Para encontrar la pelota, por ejemplo, los jugadores se guían por los cascabeles que se colocan dentro de ella. (I)

Las manos de personas con discapacidad visual y las de sus intérpretes se juntaron para describir las incidencias de un cotejo de fútbol, como nueva forma de sentir al balompié en su máxima expresión y no perderse ningún detalle.
Foto: Mario Egas / El Telégrafo
Lectura estimada:
Contiene: palabras

Contenido externo patrocinado