El Telégrafo
El Telégrafo
Ecuador/Vie.18/Jun/2021

Fanático

Tendencias
Historias relacionadas

El deporte femenino crece en patrocinio

Las mujeres deportistas generan cada vez más interés comercial.
16 de marzo de 2021 10:12

Los clubes que compiten en las primeras divisiones suman cada vez más patrocinadores propios, aunque el grueso de los contratos aún se deriva del apoyo institucional y las marcas que las apoyan como extensión de contratos con los equipos masculinos.

El deporte femenino continúa ganando fuerza a nivel mundial, liderado por los clubes y ligas de Europa. La mayor cobertura mediática y el interés creciente del aficionado ha conseguido que cada vez más marcas apuesten por ganar presencia en la industria deportiva, que genera un retorno distinto al que ofrecen los deportes masculinos y requieren una inversión menor. Actualmente los equipos de fútbol, baloncesto, ciclismo, voleibol y hockey, entre otros, llegan al 34 por ciento de los sponsors en relación a al deporte profesional masculino en promedio ponderado a nivel mundial

Contando a las federaciones, ligas y principales torneos, el deporte femenino supera los 12.000 contratos de patrocinio y proveedores, los contratos que las marcas firman tiene un impronta mayor para con las atletas, a menudo mucho más representativos que las propiedades mismas.

Este tipo de acuerdos ganan más entidad ya que se trata de deportes, en su mayoría, individuales, cuya estructura competitiva no depende del formato de liga de clubes. Es decir, las marcas buscan el posicionamiento a través de la deportista y no buscan llegar a una masa social de aficionados, sino al público general.

Pese al sprint de los últimos 5 años, el patrocinio aún es muy dependiente del sector público y de las estructuras masculinas. A las propiedades deportivas hay que añadirle marcas que firman con el club en la rama masculino y amplían su relación al femenino.

Entre propiedades deportivas y patrocinios la mayor parte aun cuelgan de las estructuras masculinas, representando dos tercios del total entre los clubes femeninos. El resto son sponsors de entidades exclusivamente femeninas, salvo excepciones puntuales de marcas que buscan activar únicamente a través del deporte femenino.

A diferencia de los clubes masculinos, las estructuras femeninas aun reclaman un fuerte posicionamiento de marca y aportar valor añadido más allá de la compensación económica. (I)

Contenido externo patrocinado