El Telégrafo
El Telégrafo
Ecuador/Dom.1/Ago/2021

Fanático

Tendencias
Historias relacionadas

Ciclistas pedalean por sus vidas

Pedalistas amateurs y profesionales se tomaron las calles para reclamar respeto.
29 de junio de 2020 00:00

Molestos, indignados y cansados por los atropellos que sufren diariamente en las calles y vías del país, ciclistas amateurs y profesionales salieron ayer a exigir respeto en la que denominaron “Pedaleada por la Vida”.

En ciudades como Quito, Guayaquil, Cuenca, Saquisilí, Lago Agrio, San Gabriel, Santo Domingo Tulcán, la capital del ciclismo ecuatoriano, entre otras, cientos de personas montadas en sus “caballos de acero” circularon por las principales avenidas de estas localidades.

Portando carteles en los que se pudo leer “Respétame en las vías”, “Basta de atropellar sueños”, “En la bici no va un ciclista, va una vida” o “exigimos respeto al ciclista”, los participantes expresaban los pedidos a los conductores y también exigían leyes más drásticas para protegerlos en las rutas y calles.

Durante las movilizaciones se guardaron las más estrictas medidas de seguridad para evitar el contagio del covid-19 (coronavirus), como fueron el uso de mascarillas y también el distanciamiento de dos metros entre participantes.

El campeón de la Vuelta a Colombia 2018, el tricolor Jonathan Caicedo, fue uno de los mentalizadores de la pedaleada; el crédito nacional dejó su mensaje a quienes asistieron y compartieron su iniciativa en diferentes urbes del país.

“Necesitamos conciencia, educación, y sobre todo leyes que consideren al ciclista como un usuario más de las carreteras. Queremos paz en las vías”, expresó Caicedo, quien reveló además, que seguirán pidiendo justicia por Rubén Tates, ciclista, de 18 años, que falleció el pasado 3 de junio producto de una supuesta mala maniobra de un conductor,

En Quito, la concentración fue en el sector de la  Cruz del Papa del parque La Carolina. Al lugar llegaron unos 50 pedalistas quienes se empezaron a organizar para desarrollar el recorrido; el mismo se confundió con quienes practicaban el ciclopaseo dominical, que se realiza cada fin de semana en la capital ecuatoriana.

Para Miguel Rodríguez, representante del colectivo Los Jotas, este tipo de encuentros ayudan, además de pedir respeto, también a crear conciencia en la gente de que la bicicleta será el vehículo del futuro.

“La idea es que podamos salir tranquilos a rodar, porque es un problema compartir la vía con los buses, por ejemplo, dado que los choferes nos lanzan sus automotores”, aseveró el lojano de 53 años.

Desde 2017, la Agencia Nacional de Tránsito registró que 45 personas murieron en las carreteras y calles del país mientras conducían sus ciclas.

En Guayaquil se reunieron unos 200 ciclistas en la intersección de las calles Benjamín Carrión e Isidro Ayora. Ahí asistieron un gran número de personas con la intención, primero, de rendir homenaje a los amigos y familiares que ya no están y también pedir respeto a los deportistas.

La principal norma que ellos piden es mantener la distancia de un metro y medio entre el automóvil y el ciclista. (I)

Contenido externo patrocinado