Rusia prohíbe adoptar niños rusos a los estadounidenses

22 de diciembre de 2012 00:00

La cámara baja del parlamento ruso (Duma) adoptó ayer, en tercera y última lectura, la  ley Dima Yakovlev que prohíbe a los estadounidenses adoptar niños rusos y prevé   elaborar una “lista negra” sobre los extranjeros indeseables en Rusia.

Desde este momento el proyecto de la ley pasa a ser una ley federal, que deberá ser aprobada por el Consejo de la Federación antes de llegar a la mesa del presidente, Vladimir Putin, que el pasado jueves en su conferencia de prensa anual calificó el texto legal de “respuesta adecuada” a la ley Magnitski del Senado de Estados Unidos.

El presidente estadounidense, Barack Obama, promulgó el viernes pasado la ley Magnitski que prohíbe la entrada en Estados Unidos de responsables rusos implicados en la muerte en la cárcel en 2009 en Moscú del jurista ruso Serguei Magnitski o en otras violaciones de los derechos humanos. También prevé confiscar sus bienes.

Mientras que, la aprobada ley rusa Dima Yakovlev fue concebida para imponer sanciones a los ciudadanos estadounidenses que vulneran los derechos de los ciudadanos rusos, entre ellas la imposibilidad de entrar en territorio de Rusia, la incautación de sus activos financieros y el bloqueo de cualquier negocio con inmuebles.

Estas medidas también se extienden a los ciudadanos de cualquier otro país que decidan imponer sanciones a ciudadanos rusos, acusándolos de haber violado los derechos humanos.

Además, la ley prohíbe la actividad en Rusia de las organizaciones sin fines de lucro financiadas desde Estados Unidos y la adopción de los niños  rusos por ciudadanos estadounidenses.

En otro tema, durante una conferencia de prensa, al fin de una cumbre Unión Europea-Rusia en Bruselas, el presidente Putin, aseguró ayer que Moscú no quiere que “el caos” se instale en Siria, donde, la intervención de la Organización del Tratado Atlántico Norte (OTAN) ha sido denunciada por distintos organismos internacionales.

Contenido externo patrocinado