Los 'falsos positivos' en Colombia desde 1988 suman 6.402, 4.154 más que recuento de Fiscalía

En Norte de Santander se contabilizaron el 82 por ciento de las víctimas entre 1999 y 2008.
18 de febrero de 2021 09:33

La Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) de Colombia cifró este jueves 18 de febrero en 6.402 los 'falsos positivos' (civiles asesinados por militares para ser presentados como guerrilleros abatidos) ocurridos en el país latinoamericano desde 1988, un recuento que excede en 4.154 los reconocidos por la Fiscalía.

Así se desprende de la investigación interna de la Sala de Reconocimiento de Verdad de la JEP, conocido como Caso 03 y cuyo nombre técnico es 'Muertes ilegítimamente presentadas como bajas en combate por agentes del Estado'.

El junio de 2018, la JEP recibió el expediente de la Fiscalía, donde se contabilizaban 2.248 víctimas de falsos positivos entre 1988 y 2014. La investigación del tribunal de paz, que se extendió durante dos años, eleva esa cifra hasta los 6.402 y, además, las ejecuciones extrajudiciales habrían ocurrido en un período temporal más corto, entre 2002 y 2008 (los primeros seis años de mandato de Álvaro Uribe), según los datos recogidos por la prensa colombiana.

El trabajo de la JEP, de 38 páginas y al que tuvo acceso Caracol Radio en primicia, muestra seis territorios de Colombia catalogados como "críticos" en cuanto a los 'falsos positivos' y, en consecuencia, han sido priorizados en la investigación. Son Antioquía, la Costa Caribe, Norte de Santander, Huila, Casanare y Meta.

En Norte de Santander, por ejemplo, se contabilizaron el 82% de las víctimas entre 1999 y 2008. Antioquia registró el 25 por ciento del total de víctimas entre 2002 y 2008, que es el período en el que más 'falsos positivos' se confirmaron, fecha en la que coinciden la Fiscalía y la JEP.

En referencia a la depuración de responsabilidades, los hallazgos posibilitan que se imputen cargos a los mandos medios, es decir, los que habrían ejecutado los delitos. Después se pasará a los altos mandos militares, que serían los que habrían ordenado estas ejecuciones. Este es uno de los siete macrocasos que investiga la JEP. En el Caso 01, de secuestros de la extinta guerrilla Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC), ya se imputaron cargos. (I)

Te recomendamos

Las más leídas