¿Quiénes son los doce funcionarios latinoamericanos que fueron honrados por combatir la corrupción?

Diana Salazar, fiscal general del Ecuador, fue una de las funcionarias reconocid
24 de febrero de 2021 20:50

Heide Fulton y Jon Piechowski encabezaron la conferencia de prensa sobre la lucha contra contra la corrupción en América Latina y el Caribe este 23 de febrero de 2021, ceremonia en la que fueron homenajeados los funcionarios que han luchado en sus países denodadamente contra la corrupción. 

"En toda Latinoamérica y el Caribe, la corrupción amenaza la seguridad y la estabilidad al habilitar entornos donde puede prosperar el delito, socava las instituciones democráticas y el buen gobierno, obstaculiza el crecimiento económico, desvía recursos y sofoca la innovación", matizó Fulton. 

Además dijo que la corrupción afecta la vida cotidiana de los ciudadanos "que no pueden confiar en que sus gobiernos brinden servicios de manera ética, lo que genera desconfianza en el gobierno y duda en que las cosas mejoren".

El Departamento de Estado de Estados Unidos honró a 12 personas que combaten la corrupción y luchan por la transparencia y la rendición de cuentas en todo el mundo.

Uno de esos homenajeados fue Juan Francisco Sandoval Alfaro, jefe de la Fiscalía Especial contra la Impunidad en Guatemala.

El señor Sandoval ha luchado contra la corrupción en un país donde es un desafío persistente y desempeñó un rol decisivo en la investigación del expresidente Portillo y otros por cargos relacionados con 15 millones de dólares en malversación de fondos y el lavado de dinero.

Se mantiene firme en sus esfuerzos por investigar la corrupción al más alto nivel en Guatemala, incluso frente a las amenazas.

Entre los homenajeados también estuvo Diana Salazar, la Fiscal General del Ecuador que ha liderado casos de corrupción de alto perfil y siguió casos contra los miembros de algunas de las bandas del crimen organizado más violentas de Ecuador.

La fiscal general Salazar es la primera afroecuatoriana, la primera fiscal de carrera, la segunda mujer y la persona más joven en servir como Fiscal General de Ecuador. Sus valientes acciones han promovido la transparencia y fortalecido el Estado de derecho en Ecuador.

Ellos se unen a muchas otras personas en Latinoamérica y el Caribe, que están comprometidas con la transparencia en la rendición de cuentas, como por ejemplo Rodrigo González Barrios, de la Comisión de la Verdad de Nayarit, de México, quien, a pesar de haber sufrido dos intentos de asesinato, expulsó la corrupción, el asesinato, la extorsión y restituyó propiedades incautadas ilegalmente a sus legítimos dueños. 

Otros de los homenajeados fueron Dorothy Bradley, de Belice, auditora general reunió pruebas de fraude de pasaportes y visados en un caso histórico; la magistrada Patricia Solano Castro, de Costa Rica, cuyo trabajo en la creación de instituciones ha sido fundamental para prevenir la corrupción antes de que ocurra; Rogavil Boisguéné, presidente del Tribunal Superior de Cuentas de Haití, quien se ha mantenido firme en el deber de su agencia de revisar todos los contratos públicos a pesar de las amenazas a su seguridad personal.

Además están la auditora General de Jamaica, Pamela Monroe Ellis, quien expuso la malversación de fondos públicos mientras dirigía una oficina que servía como agencia de control cívico imparcial, y Carlos Paparoni, investigador clave y portavoz contra el uso corrupto del régimen de Maduro de su programa de alimentos subsidiados en Venezuela.

Zoraida Ávalos Rivera, fiscal General de Perú, quien ha supervisado las investigaciones de cuatro expresidentes peruanos por corrupción y delitos vinculados.

El subsecretario de Estado adjunto de la Oficina de Asuntos del Hemisferio Occidental, Jon Piechowski, habló sobre los esfuerzos para combatir la corrupción en Latinoamérica y el Caribe.

La corrupción es un flagelo en países por todo el mundo, inclusive en América Latina y el Caribe. Sabemos que la corrupción envenena la gobernanza, inhibe la inversión y hace pudrir la sociedad entera. Esta mezcla socava la seguridad ciudadana y el crecimiento económico, y es una de las principales causas de la migración irregular que manda a miles de personas en un viaje en vano y peligroso.

Estados Unidos está comprometido a enfrentarnos ante este fenómeno por toda la región, trabajando en estrecha colaboración con gobiernos, el sector privado y la sociedad civil, para que la gente tenga una oportunidad de construir un futuro mejor en el que ellos mismos prosperen en casa. Sabemos que el antídoto a la corrupción se encuentra en las instituciones fuertes, la transparencia y los líderes de valor y voluntad política. 

Este año se conmemoró el vigésimo quinto aniversario de la Convención Interamericana contra la Corrupción. Los Estados Unidos han sido desde mucho tiempo, desde hace mucho tiempo, el donante más grande al MESICIC, que es el Mecanismo de Seguimiento a la Convención.

Además, el Gobierno estadounidense trabaja con gobiernos para investigar y perseguir casos acerca de crímenes de malversación de fondos dentro de las instituciones y fuera. Y también ayudamos a los gobiernos a cumplir con las normas mundiales contra la corrupción.

En México, por ejemplo, el Gobierno estadounidense ayuda a fiscales especializados en crimen financiero. Nuestros esfuerzos en Honduras fortalecen los lazos entre la policía y la comunidad, y en Guatemala invertimos más de dos millones de dólares para ayudar a la gestión de casos complejos en el Ministerio Público, que contribuyeron en el caso de muy alto perfil contra el antiguo presidente Pérez Molina y su vicepresidente.

El Gobierno estadounidense apoya la libertad de la prensa y fortalece el trabajo de ONG de transparencia y los periodistas de investigación. 


Te recomendamos

Las más leídas