El jefe del Parlamento, nombrado presidente interino de Ucrania

- 23 de febrero de 2014 - 06:24

El Parlamento ucraniano designó a su flamante presidente Olexandre Turchinov como mandatario interino hasta la celebración de nuevas elecciones el 25 de mayo, tras la destitución de facto, el sábado, de Viktor Yanukóvich, en paradero desconocido.

Turchinov tendrá hasta el martes para formar un gobierno de unidad nacional que se encargará de preparar las elecciones y de tratar de cerrar las heridas abiertas por esta crisis política que ha dejado al menos 80 muertos, ahondando todavía más la división del país y agravando la crítica situación financiera.

Desde primeras horas de la mañana, el centro de Kiev, que se ha convertido prácticamente en zona de guerra, parecía recuperar un aire normalidad, pese a que las fuerzas del orden y los manifestantes mantenían las barricadas.

En Maiden (plaza de la Independencia) se respiraba alivio y recogimiento. Un centenar de personas cantaba con la mano en el corazón el himno nacional coronado por los gritos de "Gloria a Ucrania".

En las proximidades, los comercios, que habían permanecido cerrados en los últimos días, empezaron a abrir sus puertas.

Al mismo tiempo, hubo saqueos en la sede del Partido Comunista, aliado del partido de Yanukovich en el Parlamento, y pintaron en la fachada del edificio inscripciones como "criminales", "asesinos", "esclavos de Yanukovich".

Asimismo, desde principios de semana, unas 40 estatuas de Lenin ha sido desmontadas o vandalizadas, principalmente en el este del país, según la prensa ucraniana.

En la suntuosa residencia del presidente depuesto se han encontrado documentos que detallan un sistema de sobornos organizado y una lista de periodistas a vigilar.

La residencia, que será restituida al Estado por decisión del Parlamento, permaneció abierta toda la noche para que los ciudadanos pudieran comprobar el lujo y la suntuosidad del lugar, percibido como el símbolo de la corrupción del régimen.

Aunque la crisis del país formó parte de la agenda de los ministros de Finanzas del G20 reunidos este domingo en Sídney, en la declaración final no hubo ninguna mención al país por las divisiones.

Sin embargo, "Estados Unidos y otros países están dispuestos a ayudar a Ucrania en sus esfuerzos de volver a la democracia, a la estabilidad y al crecimiento", declaró el secretario del Tesoro estadounidense, Jack Lew, quien espera la formación de un gobierno "pluripartito y tecnócrata, deseoso de realizar las reformas económicas necesarias".

La comunidad internacional teme que la crisis haya ahondado la división entre el este de habla y sensibilidad rusa, mayoritario, y el oeste nacionalista y de que habla ucranio.

 

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: