Argentina: Tribunal absuelve a sacerdote católico de abuso sexual porque los delitos prescribieron

La decisión de los magistrados impide que el representante de la iglesia sea juzgado.
10 de marzo de 2021 10:43

En la sede del Tribunal Oral en lo Criminal N°2 de San Martín, en Buenos Aires (Argentina), se vivieron momentos de indignación y enojo cuando se conoció que el sacerdote católico Carlos Eduardo José, acusado por la Fiscalía por repetidos delitos de abuso sexual gravemente ultrajante, fue absuelto de todo cargo.

Al hombre se le acusaba de haber abusado por varios años de una alumna de un colegio que dirigía en la localidad bonaerense de Caseros. Otras dos presuntas víctimas aguardan para poder impulsar sus propios procesos legales contra el sacerdote, pero la joven del caso de hoy no puede avanzar legalmente porque los delitos están proscritos, según informó el portal de noticia La Red 21.

Según los medios locales, la mujer, de apellido Gobbo, interpuso la denuncia contra el párroco en 2017, y el acusado nunca negó los hechos pero saldrá libre de toda culpa por el tecnicismo legal.

"Los jueces son cómplices, cubren a un pedófilo, que va a salir y va a volver a abusar de alguna nena. De mí abusó 15 años pero no me importa, a mí no me va a volver a abusar, pero hay otras nenas en peligro", afirmó Gobbo entre lágrimas.

La muchacha lleva varios años en terapia psicológica para poder afrontar el trauma que le habían dejado los años de abuso, poder hablarlo con su familia y emprender un proceso legal.

Cuando tenía 12 años, contó ella misma en entrevistas, llegó a escribir su diario personal que tenía ganas de quitarse la vida. No fue sino hasta que su madre encontró esos escritos que la pudo ayudar llevándola a terapia psicológica.

Héctor Silveira, abogado de la denunciante, en declaraciones al medio Página 12 advirtió que acudirán al Tribunal de Casación y a la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

"Lo de los tribunales es una vergüenza y lo de la Iglesia también. Recurriremos a la Cámara de Casación. El argumento del tribunal es que prescribieron los hechos. El excura nunca los negó, nunca, esto es tierra de nadie, estos son los jueces que tenemos", agregó el letrado.

Junto a Gobbo radicaron denuncias otras tres mujeres, pero la defensa del cura, que tenía un cargo eclesiástico en el Instituto San José Obrero de Caseros insiste en un único argumento: que todos los delitos han prescrito. (I)

Contenido externo patrocinado