Tras escuchar alegatos, el juez analiza si llama a juicio a Jorge G. y 12 más

- 12 de noviembre de 2017 - 00:00
A las 08:30 de ayer se reinstaló la audiencia en el octavo piso de la Corte Nacional de Justicia, bajo la dirección del juez nacional Miguel Jurado Fabara.
Foto: Miguel Jiménez / El Telégrafo

Al cuarto día de la audiencia preparatoria de juicio por el presunto delito de asociación ilícita en el caso Odebrecht, terminaron las intervenciones de las partes.

Con las intervenciones de Aníbal Quinde, abogado defensor de Ricardo R. y de Juan Carlos Quintana, defensor de Carlos V., concluyó ayer en la mañana los alegatos de los 13 procesados en el presunto delito de asociación ilícita en el caso de corrupción de Odebrecht.

En el cuarto día de la audiencia preparatoria de juicio, los dos juristas se tomaron dos horas para solicitar la exclusión de alrededor de una docena de los elementos de convicción que planteó la Fiscalía en el dictamen acusatorio y demandaron la absolución de sus defendidos.

A la diligencia desarrollada en el octavo piso de la Corte Nacional de Justicia (CNJ), que inició a las 08:30 de ayer, bajo la dirección del juez Miguel Jurado, asistieron el fiscal general del Estado, Carlos Baca, César Montúfar y un delegado de la Procuraduría, como acusadores, además de 19 abogados que representan a los 13 procesados.

Tras la larga jornada del viernes, que concluyó alrededor de las 23:00, el primero en intervenir fue Aníbal Quinde, quien se tomó hora y media para argumentar que su cliente y tío del vicepresidente de la República, Jorge G., no fue parte de la asociación ilícita porque en el informe abstentivo de la Fiscalía a favor de 5 procesados, se lo acusa a Ricardo R. como intermediario, además fustigó el hecho de que Odebrecht no sea parte del proceso, con lo que se entendería que sus acciones fueron lícitas.

Argumentó que a su defendido no le encontraron dinero, que lo acusan de recibir alrededor de $ 5 millones de la empresa del señor Tomislav Topic pero en especies, lo cual sería lícito porque este señor no está procesado, y pidió la exclusión del testimonio del delator José Conceição Santos, exdirectivo de Odebrecht en Ecuador, por ser contradictorio.

Restó la validez a los chats, los videos y el contenido del ‘pendrive’ entregados por el supuesto cercano colaborador de Ricardo R., Alfredo A., porque fueron ilegalmente obtenidos.

A su vez, Juan Carlos Quintana, abogado de Carlos V., se tomó 30 minutos para indicar que su defendido debe ser sobreseído del proceso, porque se   demostró que no ha tenido vinculación alguna con Diacelec, empresa que, supuestamente, fue utilizada para los sobornos y que en el proceso no están procesados los demás miembros de la Comisión de Licitaciones, de donde Carlos V. era su presidente, y a través de la cual se otorgó un contrato a favor de la constructora brasileña.

Tras esta intervención, el juez permitió una contrarréplica del fiscal Carlos Baca, quien en tono molesto fustigó a los abogados de los procesados y los acusó de pretender inducir al magistrado al error con argumentos no viables.

“Lo que la Fiscalía ha presentado es el conjunto de hechos de la investigación que demuestra que hay asociación y una vinculación indisoluble para cometer un delito”, dijo.

Hasta el cierre de esta edición la diligencia continuaba y estaba pendiente la intervención de los otros dos acusadores particulares. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP