Asamblea discutió nueva ley de protección animal

El nuevo COIP sanciona el maltrato de las mascotas

- 26 de marzo de 2014 - 00:00

Asamblea discutió nueva ley de protección animal

El Código Orgánico Integral Penal (COIP) incluyó en un parágrafo único referente a la contravención de maltrato y muerte de mascotas y animales de compañía los artículos 249 y 250 que castigan la vejación animal, así como a la muerte y el uso de perros en peleas programadas.

Esta tipificación ayudará especialmente a prevenir el maltrato, ya que ahora se cuenta con una norma legal a la cual acudir en defensa de los animales domésticos.

El activista Fabricio Barros del movimiento unido por el salvamento animal (Musa) con sede en Santo Domingo de los Tsáchilas, opinó que los artículos del COIP significan un avance en la protección y concienciación de la población en la defensa de los  derechos animales.

“A pesar de que la norma está un poco suelta, ya que en la Asamblea sigue el debate de la ley de protección animal, los artículos del COIP son un buen inicio para que la gente empiece a respetar a los animales”, indicó Barros.

Explicó el voluntario  que solo en su organización han recogido cerca de 150 perros y 50 gatos abandonados en las calles de la ciudad. “Lo cual es el maltrato más común que cometen las personas y con el COIP ya podrán ser sancionadas”, indicó.

El artículo 249 señala que: La persona que por acción u omisión  cause daño, produzca lesiones, deterioro a la integridad física de una mascota o animal de compañía, será sancionado con pena de 50 a 100 horas de servicio comunitario. Si se causa la muerte del animal será sancionado con pena privativa de libertad de tres  a siete días.

Se exceptúan de esta disposición, las acciones tendientes a poner fin a sufrimientos ocasionados por accidentes graves, enfermedades o por motivos de fuerza mayor, bajo la supervisión de un especialista en la materia.

En el caso de Quito, el Municipio calculó el año pasado, que existían por lo menos más de 372 mil perros callejeros en la ciudad, de los cuales un porcentaje, que no ha sido cuantificado, serían el resultado del abandono por los dueños.

“Esta situación podría cambiar con la vigencia del COIP, ya que existe la norma legal para denunciar a los que arrojen  a la calle a sus mascotas”, dijo Barros. Esta opinión la comparte Verónica Buguña, dedicada al rescate de mascotas.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: