Vocales de la Judicatura cesados impugnarán resolución de Consejo transitorio

- 05 de junio de 2018 - 13:32
Foto: Cortesía

Gustavo Jalkh, cesado en sus funciones de presidente del Consejo de la Judicatura, señaló que la decisión del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social Transitorio (CPCCS-T) "no es bueno para la institucionalidad del país". 

"Esperábamos una evaluación objetiva, con parámetros medibles, pero está claro que la resolución leída el día de ayer (lunes 4 de junio) es totalmente subjetiva", apuntó Jalkh en rueda de prensa. 

Jalkh sostuvo que la resolución, que también cesa a los vocales Ana Peralta, Rosa Jiménez, Néstor Arbito y Alejandro Subía, "no nos ha llegado formalmente". 

Además, a los integrantes del Consejo de la Judicatura les llamó la atención que el documento que se leyó ayer, durante más de 5 horas en la Universidad Central por parte del secretario del CPCCS-T, fue preparado con anterioridad. En ese informe se señaló que los vocales incumplieron los cinco parámetros del proceso: legitimidad en el cargo, cumplimiento de funciones, gestión de recursos, transparencia y evaluación ciudadana.

Por esa razón, el 8 de julio presentarán un recurso de revisión sobre dicha decisión. Una vez efectuado ese proceso, el Consejo Transitorio analizará el pedido y, en un plazo de cinco días, emitirá una resolución en firme.

Por su parte, los vocales esperan este informe para tomar alguna acción legal, que puede trascender a nivel internacional.

Para Jalkh, en el documento sobre su evaluación se plantearon aspectos que nunca fueron notificados. Tampoco se hizo caso a las pruebas de descargo que ellos hicieron. Lamentó que ayer durante más de cinco horas no se haya dicho "nada de las cosas que hizo bien" el Consejo de la Judicatura. Por eso insistió que el CPCCS-T no probó ninguna violación de las leyes del ente que preside Jalkh.

La decisión que fue "injusta" también fue criticada porque fue tomada en un lugar no adecuado, ya que hubo barras, liderados por personajes con "tintes políticos".

Los cesados manifestaron que no se aferran al cargo y se defendieron, sobre todo, el vocal Néstor Arbito y Jalkh, indicaron que durante sus funciones sí hubo independencia de funciones. Esto, tras las crítica que han recibido por su pasada participación en el gabinete del expresidente Rafael Correa.

Mientras que Arbito también defendió la independencia de funciones. Dijo que varios de las personas que forman parte de la Judicatura han participado antes en algunas instituciones, organismos y organizaciones políticas.

De hacerse efectiva la cesación, los vocales -según ellos mismos- deberán ser reemplazados por sus alternos. "Hay cuatro vocales alternos a quienes les correspondería asumir las funciones el tiempo que resta. Ellos no fueron objeto de evaluación y, por tanto, no han sido cesados", apuntó Jalkh. (I)