Especial coronavirus

800 psicólogas atienden a las víctimas de violencia de género

- 13 de abril de 2020 - 00:00
Ilustración: Internet

La Secretaría de Derechos Humanos instaló un sistema integral de prevención, con protocolos de auxilio. Solo en 14 días de emergencia se registraron 226 casos de agresión a mujeres.

Lucía (nombre protegido), madre de un niño de tres meses de nacido, tiene miedo por su bebé y por ella, porque en su casa vive con el agresor. Ella rompió el silencio la semana pasada, cuando intentó denunciar el estado de indefensión en que se encontraba junto con su tierno vástago. Pero no logró su objetivo. El servidor policial les dijo, a ella y a él, que arreglaran el problema entre ellos o con terapia psicológica.

La mujer se contactó con el Centro Ecuatoriano para la Promoción y Acción para la Mujer (Cepam), a fin de dar a conocer su caso. Lucía envió fotos de los golpes en su cuerpo ocasionados con una soga que utilizó su pareja. Ambos están confinados en casa por el estado de excepción y el toque de queda.

Durante la emergencia sanitaria, decretada por el Gobierno Nacional para evitar la propagación del covid-19, se han registrado, del 16 al 30 de marzo, 226 casos flagrantes de violencia contra las mujeres y miembros del núcleo familiar, según el Consejo de la Judicatura (CJ). “Es decir, 15 casos diarios de este tipo”.

Según la Judicatura, presidida por María del Carmen Maldonado, en las 164 unidades especializadas en violencia de género se atendieron 200 denuncias calificadas como contravenciones y 25 delitos.

En el 78% de casos los jueces otorgaron medidas de protección a la víctima. Sin embargo, hay mujeres violentadas que se quejan del servicio policial, porque no atienden sus pedidos, como le pasó a Lucía.

Falta aplicar protocolos

Por ello, el Cepam, presidido por Lita Martínez, denunció la tardía atención y la violación del derecho a la seguridad, protección y prevención de la Policía Nacional del Ecuador a las mujeres que son víctimas de violencia intrafamiliar en Guayaquil. “Recordamos que el Estado tiene que respetar el derecho a la vida y a la integridad personal y a la salud, garantizados en la Constitución del Ecuador”.

Por esa razón, la Fiscalía atiende casos relacionados con este delito, que se producen durante la emergencia. “Es importante que, a través de los canales de difusión se realicen campañas para evitar la violencia”, manifestó la fiscal Diana Salazar.

Y no solo en eso reparó la secretaria de Derechos Humanos, Cecilia Chacón, sino que instaló un sistema integral de prevención de violencia contra las mujeres, con protocolos de auxilio.

Para ello cuenta con 800 psicólogos de 17 universidades del país, que atienden las llamadas de las víctimas, aseguró la ministra de Gobierno, María Paula Romo. “Parte de los problemas de aislamiento es también que se convierten en un escenario ideal para la violencia contra la familia y de las mujeres”, agregó Romo.

Y este problema también lo viven a nivel mundial las mujeres. Esto lo confirma el secretario general de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, quien el domingo 5 de abril hizo un llamado a que se adopten medidas para hacer frente a “un estremecedor repunte global de la violencia doméstica” contra mujeres debido a los confinamientos durante la pandemia del covid-19. “Por eso hay que seguir las recomendaciones”, dijo Lucía.

Líneas de teléfono activadas para brindar apoyo a la mujer

Las mujeres, niños, niñas y adolescentes pueden pedir auxilio en casos de violencia intrafamiliar, para ello necesitan tener cerca un teléfono. Deben denunciar la violencia al número 911 y 1800 Delito, opción 4, son las principales recomendaciones, que a través de su cuenta Twitter, brinda la Secretaría de Derechos Humanos de Ecuador.

Además, la víctima es atendida por una operadora, quien enviará un policía a su domicilio, y de ser necesario la acompañará a presentar la denuncia, recibir atención de salud, asesoría legal u otro servicio.

La Secretaría de DD.HH. también mantiene activado, por la crisis sanitaria, el sistema de protección integral en caso de víctimas de violencia en el entorno familiar en seis zonas del país, y cada una cuenta con un coordinador que atiende las llamadas y las deriva a psicólogos que ayudan a las víctimas.

El programa “Amiga, ya no estás sola”, que funciona en Guayaquil, también atendió, del 1 al 31 de marzo, a 157 víctimas de violencia; 57 a través de la línea 1 800 112 112, activa las 24 horas, dijo Gina Galeano, coordinadora de la unidad contra la violencia. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP