Una joven mujer habría sido muerta por su ex conviviente

08 de julio de 2011 - 00:00

Una joven de 18 años fue asesinada la noche del miércoles por su ex conviviente, en el interior de su vivienda ubicada en la cooperativa Assad Bucaram, en Pascuales.

La víctima fue identificada como Mariela Alba Angulo Espinoza, madre de un niño de 1 año 8 meses, que habría presenciado el asesinato.

Según denunció ante la Fiscalía Bryan Figueroa Espinoza, primo de la fallecida, el hecho se produjo alrededor de las 23:00 y se trataría de un crimen pasional, pues en el escrito se  señala a Jefferson Andrés Guagua Quiñónez, ex conviviente de la joven, como autor del asesinato.

Presuntamente, Guagua acudió hasta la casa de la víctima para pedirle que retomaran la relación, algo a lo que ella se habría negado; por ello, luego de una fuerte discusión, vecinos del barrio relataron que el sujeto le asestó varias puñaladas en diferentes partes del cuerpo, para después huir del sitio.

“Ella ya no quería nada con él y tuvieron una pelea bien fuerte y fea”, relató una moradora del lugar.

Aún con vida y arrastrándose, la joven llegó hasta la casa de Figueroa, quien se encontraba junto con Jennifer Vera Méndez, para  pedir auxilio, por lo que  fue trasladada hasta el Hospital Universitario, situado en la vía Perimetral, donde solo se comprobó su deceso debido a la gravedad de sus heridas.

Los moradores se mostraron sorprendidos, pues conocían al presunto culpable como una persona tranquila y que incluso asistía con normalidad a una iglesia evangélica.

La Policía, mediante indagaciones preliminares, conoció que el ahora prófugo tuvo una relación amorosa con Angulo por aproximadamente 5 meses, pero que actualmente estaban separados.

“Él (sospechoso) es una persona tranquila, es hermanito.  Cualquiera que lo veía pensaba que era una buena persona”, sostuvo una de las habitantes de la cooperativa.

Peritos de la Unidad de Criminalística recogieron datos y evidencias del lugar de los hechos. En tanto que el cadáver de la víctima fue trasladado desde el anfiteatro del hospital hasta la morgue de la Policía para la respectiva necropsia, donde se evidenciaron puñaladas en la parte baja de la espalda y otras heridas en la parte del cuello y oreja izquierda.

La Policía emprendió la búsqueda del presunto responsable de la muerte de Angulo. Los agentes informaron que Guagua había dejado en la escena del crimen sus zapatos, camisa y el bolso con ropa de trabajo.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: