Un concierto gratuito termina en botellazos

26 de julio de 2011 - 00:00

Lo que se suponía  debía ser una fiesta popular en los exteriores del colegio Guayaquil,  el  sábado pasado, durante el concierto de salsa organizado por el alcalde Jaime Nebot, por motivo de las fiestas julianas, se convirtió en una batalla campal cuando los asistentes protagonizaron violentos enfrentamientos entre sí, provocando que varias personas resultasen heridas.

La fiesta transcurría con normalidad cuando a eso de las 01:30 se armó un escándalo producto, presuntamente, del alcohol que estaban ingiriendo los espectadores.

La Policía reportó la detención de 6 personas, quienes fueron identificadas como los presuntos causantes de los disturbios.
Joe Farfán, quien acudió al evento  en compañía de su esposa que se encuentra en estado de gestación, relató que vivió momentos de pánico cuando  las botellas de vidrio, en las que se expendía el licor, eran arrojadas al aire sin dirección y se estrellaban contra el piso, al mismo tiempo que la gente, atropellándose entre sí,  corría en precipitada carrera para ponerse a buen recaudo.

Antes de eso, añadió, el consumo de marihuana y trago fuerte era indiscriminado, ante la mirada indiferente de algunos aspirantes a policías que fueron designados al resguardo de la seguridad.

Sin embargo, esos episodios no son nuevos para Luis Pivaque, guardián  del lugar donde se desarrolló el concierto -avenida Machala, desde las calles Gómez Rendón hasta Capitán Nájera- puesto que en años anteriores, indicó, se han registrado hasta balaceras.

El baile popular, que atrajo a gran cantidad de habitantes, inició a las 18:00 con la presentación de artistas locales, hasta la 01:30 aproximadamente, luego de las intervenciones de Hansel Camacho y Los Adolescentes. A esa hora, cuando el exceso de alcohol al parecer ya había hecho efecto en el ánimo de muchos de los presentes, empezaron los  enfrentamientos en la vía pública.

Segundo Chiriboga, jefe de Operaciones del Comando de Policía del Guayas, indicó que los refuerzos llegaron al lugar para dispersar a las personas y evitar hechos de sangre.

Informó además que durante el concierto gratuito que se efectuó el domingo anterior en la Av. Francisco de Orellana no se  registraron mayores novedades.

Asimismo, indicó que hasta las 00:00 del lunes, la Policía  reportó en Guayaquil  395 llamadas de auxilio, así como también 72 detenidos y 5 levantamientos de cadáveres. Dos armas de fuego han sido decomisadas junto con 8 municiones.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: