El filme fue producido por universitarios como un proyecto de graduación

‘Sin Rastro’ muestra la vida de David Romo

- 24 de septiembre de 2015 - 00:00
Parte del documental sobre el desaparecido estudiante de Periodismo David Romo. Miguel Jiménez / El Telégrafo

El filme fue producido por universitarios como un proyecto de graduación

David Romo, joven desaparecido desde el 16 de mayo de 2013 en Quito, quería ser cineasta, guionista y escribir obras de teatro. La gente de su entorno lo recuerda como un joven sensible y siempre dispuesto a dar consejos a sus amigos.

De este modo el documental ‘Sin Rastro’, que muestra parte de su vida, sería como ‘un regalo para él’, pues es lo que siempre soñó con realizar. Así lo manifestó Alexandra Córdova, su madre, durante el estreno del filme la noche del martes en la Casa de la Cultura Ecuatoriana (C.C.E).

La sala de cine ‘Alfredo Pareja Diezcanseco’ de la C.C.E. quedó llena ante la notoria afluencia del público que asistió a la proyección del documental.

Alexandra Córdova y Santiago Romo, padres de David, familiares y amigos del joven, así como el público invitado, asistieron al evento.

La cinta, fue un proyecto de estudiantes universitarios como trabajo de graduación en la carrera de cine. Elizabeth Armijos, directora del filme, afirmó que el principal objetivo fue exponer el testimonio familiar y del entorno íntimo de amistades para conocer un poco más sobre la vida de David como un joven estudiante de la carrera de Comunicación Social. Fue un trabajo que duró casi 3 meses, entre entrevistas y la labor de edición.

El proyecto fílmico también aborda en parte el seguimiento a la investigación dentro del proceso judicial sobre las posibles causas de su desaparición, y que “lamentablemente al momento no arroja un resultado concreto”, dijo Armijos.

Para Alexandra Córdova, madre de David Romo, el documental es un paso más que ayuda en el trabajo que ella y su familia han realizado en más de dos años para localizar a su hijo. “Espero que el documental lo visibilice. Mientras más personas se unan a esta lucha, más será posible encontrarlo. Lo único que busco es saber qué sucedió con mi hijo, son 28 meses de su ausencia”.

La madre también espera que exista una política pública de seguridad en prevención que evite otras desapariciones en el país.

Familiares del joven, profesores de la universidad, así como sus amigos cercanos tienen voz en el proyecto fílmico, elaborado para conocer quién fue David Romo y también para saber lo que su familia vive en su ausencia.

Santiago Romo, padre de David, agradeció el trabajo de los jóvenes por tomar el caso de su hijo para la elaboración del documental. “Esto nos da la sensación de que seguimos recibiendo ayuda, pues hay ángeles que nos siguen apoyando”.

El progenitor lamentó que la investigación judicial sobre su hijo siga como al principio. “Ninguna pista conduce a saber qué sucedió con David. Han pasado 5 fiscales, eso hace que retrocedamos en la investigación”, comentó.

Idea del documental

La observación -a través de los medios de comunicación- del testimonio de Alexandra Córdova y conocer la difícil situación que ella y su familia viven fue lo que motivó a un grupo de estudiantes universitarios a producir este documental sobre David Romo.

Además de Elizabeth Armijos, como directora, en el proyecto también participaron Michelle Vera en el guión y dirección de Arte; Joel Tapia en la edición y fotografía; y Esteban Moya en el diseño gráfico.

Vera manifestó que fue muy satisfactorio contar con todas las entrevistas sobre el caso. “Es la historia de la lucha de una madre y su constancia. Y también desde la infancia del joven estudiante, familiar y amigo”, dijo.

Sus amigos también estuvieron presentes. Uno de ellos, Cristian Benavides, compañero desde la época colegial, lo recuerda como una buena persona, y que incluso lo ayudó mucho. “Es como lo describen en el documental”.Para Stefanía Guerrero, la desaparición de David impactó mucho en su entorno. Aun así ellos guardan la esperanza de que se lo pueda encontrar con vida. “Mantenemos la esperanza, todos lo abrazaríamos, y le contaremos lo que ha pasado en este tiempo, y quizás darnos cuenta de que todo esto fue un mal sueño”.

David Romo Córdova tenía 22 años cuando desapareció hace dos años mientras regresaba de la universidad a su casa, ubicada en el sector de la Mitad del Mundo, en Quito.

Esa noche, desde su celular, él habló con su madre, Alexandra Córdova, y le confirmó que ya estaba en el Metrobús para encontrarse con ella, pero no llegó. Las pistas siempre apuntaron a tres sospechosos: el chofer, el controlador y el ayudante del bus. Sin embargo, solo uno de ellos fue procesado por el delito de hurto del celular al joven.

El caso de David Romo es parte de los 8 procesos de desaparecidos incluidos en un informe alternativo que la Asociación de Familiares de Desaparecidos de Ecuador (Asfadec) entregó hace tres semanas al Comité contra las desapariciones forzadas de las Naciones Unidas; y también lo indaga la Fiscalía. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: