Sentenciado a 16 años de reclusión como autor de asesinato

En el dictamen se ordenó el pago de $ 20.000 a la familia de la víctima.
05 de enero de 2021 12:39

José Oswaldo R. V., de 43 años, fue sentenciado, como autor del delito de asesinato, a cumplir una pena privativa de libertad de 16 años de reclusión mayor especial.

La sentencia se efectuó con base en el artículo 450, numerales 6 y 7, del Código Penal anterior, debido a que sucedió en 2011, es decir, antes de la vigencia del Código Orgánico Integral Penal (COIP) que se aplica en Ecuador desde agosto de 2014.

Como reparación integral, Tribunal de Garantías Penales de Orellana ordenó el pago de $ 20.000 a la familia de la víctima, Ángel Neptalí A. (+), quien tenía 20 años al momento del crimen.

El fiscal del caso, Vicente Chamba, en la audiencia de juzgamiento, demostró con más de 10 pruebas –entre testimonios de testigos y pericias especializadas–, que el procesado cobró venganza en contra de la víctima, porque entabló una relación sentimental con la esposa del agresor.

El asesinato ocurrió la madrugada del 4 de julio de 2011. Después de mantener una cita con la mujer, Ángel Neptalí ingresó a la casa que compartía con su familia, pero fue emboscado y herido al interior del inmueble.

Según información difundida por la Fiscalía, el padrastro de Ángel, en su testimonio, precisó que se escucharon ruidos fuertes en la primera planta de la vivienda, donde se encontraba la habitación de su hijo (+).

Cuando salieron a verificar qué sucedía, vieron que Ángel Neptalí A. corría tras su agresor, pero cayó sin vida en los exteriores de su vivienda.

El hermanastro de la víctima observó de espaldas al agresor mientras huía y lo identificó como José Oswaldo R. V.

También, en su testimonio entregado ante el Tribunal, la madre del joven relató que José Oswaldo amenazó, en varias ocasiones, con matar a Ángel, a tal punto que incluso, un día, llegó con machete en mano a amenazarlo de muerte, en el domicilio donde –tiempo después– se perpetró el asesinato.

La defensa del procesado quiso posicionar ante los jueces, como teoría del caso, que José Oswaldo R. V. asistió al velorio de un familiar en Muisne-Esmeraldas, el mismo día en que ocurrió el asesinato. Sin embargo, los testigos convocados por la defensa (todos familiares del ahora sentenciado) se contradijeron en sus testimonios.

Ángel murió a causa de cuatro heridas profundas en el pecho, provocadas por un cuchillo, precisó el perito que practicó la autopsia médico-legal. El agresor permaneció prófugo desde 2011 hasta su localización y detención en 2020. (I)

Las más leídas