Ximena Abarca, secretaria de Salud, rindió una ampliación de versión dentro del caso de pruebas PCR

El alcalde Yunda, también tiene grillete. La instrucción fiscal termina el 18 de marzo
16 de marzo de 2021 13:59

Ximana Abarca, Secretaria de Salud del Muncipio de Quito, rindió este martes una ampliación de versión ante la Fiscalía General del Estado.

Abarca junto con Jorge Yunda y 12 personas más están procesados por posible peculado en la compra de 100.000 pruebas de PCR, en abril de 2020, durante la pandemia.

El proceso de compra-venta se llevó a cabo por Lenín Mantilla, su antecesor, quien fue uno de los primeros procesados y que actualmente se encuentra en calidad de prófugo.

La Secretaria acudió a la diligencia que tuvo tres horas de duración. Luego ofreció declaraciones en las que dijo que en su versión se puso a consideración razones jurídicas que había una ley humanitaria que prohibía terminar unilateralmente el contrato. Aseguró que había razones técnicas para que no daban la razón para considerar que el contrato no se había cumplido. "Teníamos la información técnica de que las pruebas eran iguales a las pruebas PCR", expresó.

Su defensa será en libertad

Abarca acudió a la Fiscalía de forma presencial, luego de que ayer, el Tribunal Penal de la Corte de Pichincha, revocara la medida de prisión preventiva y ordenó el uso de grillete electrónico, además de la prohibición de salida del país. 

Con esta decisión, la secretaria tendrá que presentarse periódicamente en una oficina judicial y tiene prohibida la salida del país.

En su cuenta de Twitter, la secretaria de Salud, celebró la disposición de los jueces e incluso agradeció al alcalde Yunda.

"Estimado Alcalde @LoroHomero muchas gracias por confiar en mí y en nuestro equipo de trabajo...", expresó.

El alcalde de Quito, también se manifestó. "Celebramos la revocatoria de la orden de prisión preventiva contra nuestra Secretaria de Salud", manifestó.
Esta diligencia se desarrolló luego de que el jueves pasado, la Fiscalía allanó el domicilio de Yunda, decomisando cuatro teléfonos celulares y dos computadoras, una de ellas pertenecía a la hija.

El material confiscado fue trasladado a Criminalística para las pericias respectivas.

El Alcalde señaló horas después: “No tengo nada que esconder, pueden ir a mi casa, pueden hurgar en el SRI, la Superintendencia de Compañías. No tengo cuentas off shore fuera del Ecuador”.

Esta versión fue una de las últimas diligencias, ya que la instrucción fiscal termina el jueves 18 de marzo. (I)

Contenido externo patrocinado