Los Roditti firmaron con los guardias acuerdo de indemnización y disculpas

- 20 de julio de 2019 - 00:00
El 5 de agosto del año pasado en la garita de la urbanización Las Cumbres se registró la riña entre los Roditti y dos guardias.
Foto: Alfredo Piedrahíta / EL TELÉGRAFO

La causa penal por tentativa de homicidio en contra de los Roditti se quedó en instrucción, pues no hubo acusación de la Fiscalía.

Bajo esta condición, la jueza de Garantías Penales, Fabiola Vega Carvajal,  resolvió levantar las medidas cautelares en contra del padre e hijo, Antonio Giovanni Roditti Viteri y Geovanny Antonio Roditti Ortiz.

En su resolución, la jueza Vega resumió que la investigación se inició por la denuncia presentada por  Freddy Vicente Soria Cano y Eder Eduardo Santana Figueroa, guardias de la garita de la urbanización Las Cumbres, en Los Ceibos, al norte de Guayaquil.

Según la denuncia, el 5 de agosto del 2018, a las 16:50, cuando los guardias se encontraban en la garita de la urbanización, llegó en su vehículo Giovanni Roditti, quien quiso ingresar por la entrada de residentes de la urbanización.

Sin embargo, el sistema automatizado TAG no detectó su dispositivo para levantar la pluma de manera automática y eso provocó su molestia y que descargue contra los denunciantes.

Según los guardias, le dijeron que retroceda para  abrir la pluma e ingrese.

“Minutos más tarde regresó el señor Roditti acompañado de sus dos hijos y de manera sorpresiva ingresaron los tres a la garita y procedieron a atacarnos con puños, puntapiés y con un tolete que tenía mi compañero; nos lanzaron sillas, ventiladores, todo lo que encontraron...”, indicaron.

Esta gresca apareció en un video que se hizo viral en las redes sociales.

Esto provocó que el caso, que en primera instancia se trató como una contravención de lesiones, pasara a una causa penal por tentativa de homicidio.

Sin embargo, los guardias no plantearon una acusación particular contra los Roditti, que salieron del país y sus abogados se encargaron de negociar un arreglo extrajudicial.

El abogado Hernán Ulloa, defensa de los guardias, explicó que sus clientes suscribieron un acta que consistía en una indemnización y disculpas públicas, pues ya querían concluir el tema. (I)  

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: