Resolución busca garantizar equidad de género en la Policía

10 de septiembre de 2013 - 00:00

La Fiscalía General del Estado envió una resolución al Consejo Directivo de la Policía, mediante la cual  establece que el trato a las mujeres policías debe ser igual de respetuoso al de los hombres, esto es que tienen que ser nombradas por sus grados y no con otros apelativos.

Lo que impulsa esta resolución es un mayor acceso de mujeres policías al servicio de la institución.  “De hecho, hay una discriminación implícita, la mayoría de agentes de investigación son de sexo masculino;  no se explica por qué razón no hay un tratamiento equitativo en lo del género, de tal manera que ésta es una política desde el punto de vista institucional hacia la Policía, de modo que con el tiempo vaya mejorando la presencia de mujeres en este servicio en cuanto al ingreso”, asegura el fiscal general, Galo Chiriboga.

Con la emisión de la resolución es imperativo y mandatorio que ahora las mujeres policías tienen que ser tratadas por su grado y no con ningún tipo de apelativo como “reinita”, “niña”, “amor” y otros similares. El punto es que tienen que ser identificadas por su grado, ya sea de mayor, teniente, cabo, sargento, etc., de la misma manera que se nombra a los uniformados varones.

El respeto a la mujer no debe ser visto  como una obligación, sino como una actitud de cada elemento...El tipo de lenguaje utilizado en ambientes laborales muchas veces es empleado como instrumento para instaurar y fomentar situaciones discriminatorias, al establecer prejuicios, matices despectivos y atribuciones arbitrarias que favorecen la creación de estereotipos, los cuales menoscaban la igualdad entre las personas y atentan contra los principios constitucionales antes citados, señala Chiriboga.

El Consejo Directivo adoptó esta resolución tomando en cuenta el artículo 331 de la Constitución, que dice: “El Estado garantizará a las mujeres igualdad en el acceso al empleo, a la formación y promoción laboral y profesional, a la remuneración equitativa y a la iniciativa de trabajo autónomo. Se adoptarán las medidas necesarias para eliminar las desigualdades. Se prohíbe toda forma de discriminación, acoso o acto de violencia de cualquier índole, sea directa o indirecta, que afecte a las mujeres en el trabajo”.

El objetivo es velar por los principios de igualdad de género dentro de la institución policial y para cumplir a cabalidad con los preceptos establecidos en la Constitución y así incentivar la formación de un ambiente laboral equitativo y armónico en el cual se erradique toda manifestación de discriminación.

Mujeres policías realizan diversas actividades dentro de la institución, tanto en la parte operativa en las calles como en la administrativa.

De esa manera, asegura la Fiscalía, se impulsa de forma efectiva la incorporación integral de las mujeres a la Policía en igualdad de condiciones y se impondrá una política de respeto en relación con los diferentes rangos dentro de la institución.

Milton Zárate, director nacional de la Policía Judicial, señala que la utilización del lenguaje como instrumento de discriminación es un hecho que se da no solo a nivel institucional sino global, por lo que es pertinente un intenso esfuerzo al momento de preparar a los miembros de la comunidad policial para influenciar su visión cultural de manera positiva.

Agrega que el respeto a la mujer no debe ser visto únicamente como una obligación, sino que, de forma progresiva, tiene que volverse una actitud inherente a cada miembro de la institución. Asimismo, el personal femenino de la Policía Judicial debe tomar conciencia de la importancia del lenguaje respetuoso que debe ser utilizado cuando el resto de miembros de la institución se comuniquen con ellas, independientemente del rango que ostenten.

POLICÍA NECESITA MÁS MUJERES INVESTIGADORAS

Milton Zárate, director nacional de la Policía Judicial, afirma que siempre se ha tratado con respeto a todos los policías, sin importar el género, pero reconoce que hay un desbalance en el número de  investigadoras, por lo que aumentarán la cantidad de mujeres detectives ya que su presencia mejorará el servicio de la Policía Judicial.

De manera paralela se organizarán campañas de concienciación, educación y culturización para todos los miembros, hombres y mujeres, de la entidad.

Cualquier hecho discriminatorio que vaya en contra de cualquiera de los puntos abordados en esta política de género de la Policía Judicial será sancionado de acuerdo con lo estipulado en el Reglamento Disciplinario de la institución.

La Policía Judicial cuenta con 3.840 agentes en el país y tiene un déficit de por lo menos 3.263 agentes para destinarlos a los  servicios investigativos, lo cual les permitiría trabajar de mejor manera.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: