29 años de prisión para procesado por la violación a su nieta desde que tenía 4 años

El agresor, de 64 años, abusó de la niña por dos años bajo amenazas de muerte.
23 de febrero de 2021 08:39

Con las pruebas aportadas en la audiencia de juzgamiento, la Fiscalía obtuvo sentencia condenatoria de 29 años y cuatro meses de pena privativa de libertad contra Luis Alberto B. C., tras haber demostrado su responsabilidad penal en el delito de violación perpetrado contra su nieta, una niña de 4 años.

En la audiencia de juicio, desarrollada en la Unidad Judicial Albán Borja, la fiscal de la Unidad de Violencia de Género, Patricia Morán Espinoza, presentó como pruebas el testimonio de la tía de la víctima, del perito médico, del psicólogo, del agente aprehensor y el testimonio anticipado de la menor. Esta última primordial, ya que identificó plenamente a su abuelo como el agresor.

Como prueba documental, la Fiscalía presentó los informes médico-legal, que demostró la materialidad de la infracción; el examen psicológico determinó el daño emocional ocasionado a la menor; investigativo, de reconocimiento del lugar de los hechos y la denuncia presentada por la tía materna.

El Tribunal de Garantías Penales, conformado por los jueces Diana Cueva, Felipe Sarmiento y Guedis Cevallos, acogió las pruebas presentadas y emitió la sentencia condenatoria, además del pago de una multa de 1.500 salarios básicos unificados (600.000 dólares) y de 15.000 como reparación integral a la víctima.

Los hechos

Según las investigaciones de Fiscalía, Luis Alberto B. C., desde el 2019, agredía sexualmente a la niña, aprovechando que se encontraban a solas en su domicilio, en el que convivían con la abuelita de la víctima, quien nunca tuvo conocimiento de los hechos.

El victimario, de 64 años, obraba con facilidad contra la criatura, quien luego de la violación perpetrada la retaba e increpaba, amenazándola de muerte si contaba lo sucedido a su familia.

Después de dos años de continuas agresiones sexuales, la menor le contó lo sucedido a una tía que fue a visitar a los abuelos en la casa donde vivía la menor: relató los hechos suscitados al interior de la vivienda, ubicado en la Isla Trinitaria, cooperativa de vivienda Vencer o Morir, en el sur oeste de Guayaquil.

La Fiscalía inició una investigación que dio paso a la detención del ya sentenciado. En la audiencia de juicio también se solicitó a los magistrados que dispongan el tratamiento psicológico y de rehabilitación a favor de la víctima, a través de una institución de salud de la provincia y su inclusión al programa de Víctimas y Testigos, pedido que fue acogido.

La Fiscalía procesó este caso por el delito de violación, tipificado en el artículo 171, inciso segundo, numerales 3 y 4, del Código Orgánico Integral Penal (COIP), que sanciona al infractor con pena privativa de libertad máxima de 22 años. En este caso se consideraron las agravantes contempladas en el artículo 48, numerales 5 y 9, del mismo cuerpo legal, lo que incrementó en un tercio la pena impuesta. (I)

Te recomendamos

Las más leídas