Policías irán en buses en los tramos peligrosos

- 15 de marzo de 2018 - 00:00
El plan se presentó ayer en la estación de la línea 116, en el sector Las Cañas, en la Nueva Prosperina. Hay 12 cooperativas vinculadas a esta estrategia.
Foto: José Morán / El Telégrafo

El plan ‘Línea segura’ se aplica en el Distrito Nueva Prosperina, en Guayaquil. Los agentes revisarán a los pasajeros en algún caso sospechoso.

Ana Parrales reconoce que cuando presencia un asalto se hace ‘de la vista gorda’. No es porque no le importe, sino porque teme que la hieran por ‘metida’.

Considera que ahora será diferente, pues policías viajarán en los buses, sobre todo en los tramos considerados como peligrosos. “Así me siento más segura de decir lo que pasa”.

El plan para mejorar la seguridad en el transporte urbano se denominó ‘Línea segura’ y se implementó oficialmente al amanecer de ayer en la estación de la línea 116, en el sector Las Cañas, ubicado en la Nueva Prosperina, en el noroeste de Guayaquil.

Ángel Zapata, comandante de la jurisdicción, explicó que se realizó un diagnóstico de la situación y descubrieron que delincuentes se acercaban a algún pasajero y lo intimidaban para quitarle sus bienes.

“A dos que operaban de esta forma los detuvimos la semana pasada. Uno abría un bolso y les mostraba un arma de juguete a las víctimas para robarles”, indicó el oficial.

Tras conocer esta modalidad, los policías se reunieron con los representantes de las líneas de transporte y pensaron en una estrategia y firmaron actas de compromiso.

“Empezamos con 12 líneas de buses y en ciertos tramos, donde detectamos más riesgos. El policía irá de pie observando y si hay algo extraño solicitará que el conductor se detenga en puntos de control que ya están en ciertos sectores. También emplearemos  personal vestido de civil”.

Los horarios no son rígidos, no son fijos, será durante el día y aleatoriamente. “Hay 400 policías en todo el distrito y se distribuirán esta labor”.

Adicionalmente, solicitamos que los dueños de los buses faciliten la información de los choferes para saber si están habilitados como lo dispone la ley, sino los requiere la justicia por algún siniestro vial o si manejan sin puntos en la licencia.

Antonio Astudillo, chofer de la línea 116, recién ayer se enteró de la medida. “Me parece bien porque a veces supuestos vendedores se suben a robar con armas o cuchillos”.

David Yungaisaca, otro conductor, dijo que ni cuando la unidad está estacionada se puede estar tranquilo. “Hay muchachos que se meten por las ventanas y se llevan el dinero de los cajones”.

“Me parece bien esta medida, aunque no me han robado en el bus, sino caminando a cogerlo. Esperemos que sea efectivo, los ladrones igual se las ingenian”, comentó el pasajero Francisco Zambrano. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: