Fue un trabajo conjunto entre fiscalía y los ministerios del interior y de justicia

Policías, guías penitenciarios y reos formaban organización delictiva

- 15 de agosto de 2014 - 00:00
Entre las evidencias mostradas en la Policía Judicial de Guayas estaba el uniforme de un guía penitenciario. Foto: Pilar Vera.

Fue un trabajo conjunto entre fiscalía y los ministerios del interior y de justicia

Dos personas detenidas en los centros de rehabilitación social de Guayaquil, 2 policías (uno en servicio activo y otro en pasivo) y 2 agentes de tratamiento penitenciario (ATP) supuestamente integraban una agrupación delictiva que fue desarticulada la madrugada de ayer.

José Serrano Salgado, ministro del Interior, confirmó esta información y agregó que una de las personas privadas de la libertad (PPL) era quien lideraba la banda implicada en extorsiones, sicariatos, robos, entre otras infracciones que serán investigadas en el proceso.

El operativo ‘Vencedores’ fue ejecutado simultáneamente en las ciudades de Guayaquil, Durán (Guayas); Portoviejo, Manta y Tosagua (Manabí) y La Libertad (Santa Elena) por 14 agentes de la Fiscalía y 136 uniformados de la Unidad de Inteligencia Antidelincuencial (UIAD), Criminalística, Policía Nacional, entre otros. Fueron capturadas 13 personas, en total (2 reos), en 16 inmuebles requisados.

En los allanamientos, los agentes policiales incautaron 7 vehículos, una motocicleta, 3 armas de fuego, 150 municiones, documentos financieros, entre otros objetos.

Además, el operativo llegó a 2 de las cárceles de la urbe porteña: el Centro de Rehabilitación de Varones de Guayaquil, conocido como la Penitenciaría del Litoral y el Centro Regional del Guayas, prisión inaugurada en diciembre pasado. En cada recinto los agentes detuvieron a un interno.

Ledy Zúñiga, ministra de Justicia, indicó que “teníamos información de que un funcionario de seguridad penitenciaria estaba apoyando a un privado de libertad de la Cárcel Regional para el cometimiento de delitos. El guía permitía el contacto de este interno con otro aislado en la Penitenciaría del Litoral”.

La Secretaria de Estado indicó que el guía penitenciario designado al área de mediana seguridad ayudaba a que el reo sea cambiado de pabellones o le daba prebendas, le facilitaba la vida. “Por ejemplo, lo ayudaba a recibir datos, documentos o teléfonos, pero gracias al sistema de seguridad de videovigilancia se pudo observar las situaciones irregulares”.

El policía en servicio activo, aparentemente, avisaba a los integrantes de la agrupación cuando las unidades policiales ejecutaban operativos en ciertos sectores de la ciudad.

Zúñiga informó que los internos implicados en el delito serán ubicados en las edificaciones de máxima seguridad y que no todos los capturados estarán juntos, sino que se analizará la posibilidad de que sean recluidos en diferentes centros penitenciarios.

El coronel Javier Galarza, jefe de la Unidad de Inteligencia Antidelincuencial (UIAD), informó que en Manabí fueron detenidas 2 personas, entre ellas un policía en servicio pasivo, separado de la institución hace 2 años por ausencia ilegal.

Además, indicó que una de las formas de operar de la banda era robar vehículos y llamar a los dueños a exigirles dinero por la devolución. También manifestó que se investiga la relación de las armas y vehículos en casos de sicariato; se presume que los individuos estuvieron implicados en un asesinato ocurrido en un taller mecánico, en 2010, en el centro de Guayaquil.

Otro detenido

La ministra Zúñiga informó que el pasado miércoles fue detenido un policía que pretendía ingresar 2 cuchillas de afeitar, escondidas en el cinto de su pistola, al pabellón de Máxima Seguridad Especial de la Cárcel Regional.

“Vamos a seguir con los controles en las cárceles. No vamos a permitir que funcionarios corruptos del cuerpo de seguridad de vigilancia: guías o policías pretendan manejar mafias dentro de las cárceles”.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: