Policía Nacional rechaza informe sobre el accionar policial en las protestas de octubre de 2019

El Consejo de Generales enfatizó que actuaron en defensa de la paz de los ecuatorianos.
29 de marzo de 2021 11:11

La comandante general de la Policía, Tanya Varela, rechazó que la Comisión de la Verdad creada por la Defensoría del Pueblo determinara que hubo crímenes de lesa humanidad en las protestas de octubre de 2019.

A través de un pronunciamiento oficial, Varela recalcó que la Policía Nacional actuó en el marco de la ley y que su accionar fue profesional, legal y constitucional. “Nuestra misión fue trabajar con vehemencia para recuperar y mantener el orden público”, agregó.

Según la Defensoría del Pueblo, durante las violentas protestas que se registraron en el Ecuador en los primeros 11 días de octubre hubo exceso policial. El titular de esa institución, Freddy Carrión, asegura que existieron vulneraciones a los derechos humanos.

“Rechazamos ese informe sesgado”, dijo Varela. La comandante recordó que efectivos policiales fueron agredidos, secuestrados y hasta incinerados en los enfrentamientos contra los manifestantes. Además, policías mujeres fueron víctimas de agresión sexual.

Varela señaló que la institución está abierta a cualquier investigación que ejecute la justicia, pero mantienen tranquilidad al saber que su labor en octubre fue para “proteger la vida y paz” de los ecuatorianos.

Carrión asegura que al menos tres delitos de lesa humanidad se registraron en el paro nacional, por lo que espera que la Fiscalía logre la reparación integral a las víctimas. Sin embargo, la Policía respondió que en las protestas hubo grupos sociales que se dedicaron a vandalizar, saquear, destruir y violentar a los ciudadanos. "Ordas de gente armada y violenta intentaron someter la seguridad", acotó Varela.

Los incidentes se produjeron por el descontento social ante una medida económica del Gobierno, que días después fue derogada tras los diálogos con autoridades indígenas. Sin embargo, los impulsadores de las protestas, como Jaime Vargas y Leonidas Iza, niegan su responsabilidad en los hechos violentos y sostienen que hubo infiltrados para causar el caos en el país. (I)

Las más leídas