Vaca dicta clases en el GIR, tras superar su discapacidad

- 15 de junio de 2018 - 00:00
El sargento segundo Luis Vaca Pilatasig cuando dicta clases a un grupo de estudiantes en el complejo del GIR.
Foto: Marco Salgado / El Telégrafo

La Unidad de Atención de Personal con Discapacidad de la Policía registra 551 gendarmes con esta condición; la mayoría de ellos trabajan en puestos administrativos.

En un bastón apoya su brazo izquierdo el sargento segundo Luis Vaca Pilatasig mientras dicta clases a 20 oficiales de la Policía en una de las aulas del complejo del Grupo de Intervención y Rescate (GIR), en Quito.

Los estudiantes escuchan atentos la clase de seguridad ciudadana que el sargento Vaca matiza con frases de motivación y superación como: “Hay que ponerse retos” o “nada es imposible”.

Esas palabras las recuerda por la experiencia que vivió. En 2005 sufrió un accidente, mientras realizaba actividades como comando del GIR, un montículo de tierra cayó sobre él y lesionó su columna. Durante 11 meses no pudo mover sus extremidades inferiores, pues su sistema nervioso estaba dañado.

Vaca, de 35 años, luchó por su recuperación y su primer desafío fue levantarse de la cama y caminar. Puntualmente asistía a las terapias y después de un año y medio del accidente dio sus primeros pasos. “Empecé desde cero, gateando y poco a poco me levanté”.

No le impidió seguir una carrera
Durante su convalecencia y pese a sus dificultades físicas estudió la carrera de Seguridad Pública en el Instituto Tecnológico de la Policía Nacional. “El primer semestre fue complejo, no podía escribir, mis hermanas me acompañaron y anotaban lo más importante de las materias, que les decía”.

Todas sus lecciones y exámenes fueron orales. Luego de aprobar el segundo semestre, ya escribía con la pluma.

Lorena, quien estuvo a su lado durante su período de estudios, recordó que su hermano nunca se rindió, pues, aproximadamente, en dos semestres él tomó sus apuntes. Ella lo ve como un ejemplo de superación.

Luego de tres años se graduó con buenas calificaciones. Pero su corazón lo guiaba al GIR. En 2010 regresó a la unidad de élite policial como docente de la materia de Seguridad Ciudadana y Derechos Humanos.

El año pasado, Luis Vaca ascendió a sargento segundo, y la mayor parte de su tiempo lo dedica a dictar clases a jóvenes aspirantes, oficiales y altos mandos. Sin embargo, extraña la actividad física que el GIR le proporcionaba.

El maestro menciona que en sus clases motiva a sus alumnos a seguir adelante pese a las dificultades. El sargento Vaca tiene 16 años en las filas policiales.

Alexander Pérez, exalumno de Vaca, recordó que siempre lo motivó a amar la institución policial. “Mi comando Vaca es un ejemplo de superación, siempre nos dijo que podemos alcanzar nuestros sueños, es un honor para la Policía Nacional”.

Para el sargento primero Víctor Chicaiza, su compañero es un luchador que siempre tiende a progresar. “Lo conocí cuando estaba en una silla de ruedas, pero su discapacidad no ha sido un limitante. Lo más admirable es su instinto de superación, así ha sido siempre, desde que lo conocí hace 10 años”.

Personal con discapacidad
Vaca Pilatasig labora en el área administrativa de la institución, al igual que la mayoría de los 551 policías con algún impedimento.

La Unidad de Atención al Personal Policial con Discapacidad, creada en 2008, se encarga no solo de la salud y rehabilitación de los gendarmes, que en cumplimiento de su deber sufrieron alguna lesión que les impidió seguir una vida normal, sino también de prepararlos en áreas administrativas.  

Ricardo Guerrón, coordinador de la Unidad, dijo que generan estabilidad laboral, emocional y familiar para los miembros de la institución con alguna discapacidad. “De acuerdo con un análisis integral se planifica y reubica a los agentes en diferentes áreas, sobre todo, administrativas”.

Luis Vaca, que asiste con constancia a su rehabilitación, seguirá la carrera de Administración de Empresas, pues ya piensa a futuro emprender su propio negocio. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: