Pese a fuerte lluvia, fuego reduce 7 casas a cenizas

19 de abril de 2011 - 00:00

Siete familias quedaron a la intemperie y perdieron sus enseres luego de que  un incendio redujera  a cenizas  sus viviendas, en el sector de las calles 15 y Chambers, suroeste de Guayaquil. 

Miembros del Cuerpo de Bomberos acudieron   al lugar -de acuerdo a vecinos- media hora después de ser informados y sofocaron las llamas que amenazaban con afectar  otras viviendas ubicadas en ese populoso sector de la urbe.

Según relató la pareja de esposos conformada por Juan Germán Contreras y Nelly Murillo Sánchez,  las lenguas de fuego, ayudadas por el fuerte viento de la madrugada, se propagaron con rapidez y   consumieron, en cuestión de minutos, todo lo que estaba a su alcance.

El   siniestro, que  inició aproximadamente a la 01:30   de ayer y  afectó  en su totalidad las   casas  construidas  con madera y zinc,   tomó cuerpo a pesar de que en el lugar caía a esa hora una torrencial lluvia.

Los habitantes de las casas incendiadas apenas tuvieron tiempo de ponerse a buen recaudo, indicó Juan Germán Apolinario, uno de los afectados que vio impotente cómo la las llamas destruían  las  pocas pertenencias con las que contaba.

María Encarnación  Delgado, afectada con la tragedia, indicó  que vive en el sector desde hace quince años y durante ese tiempo siempre se han registrado conatos de incendio por sobrecargas de energía o cortocircuitos, puesto que las personas se conectan directamente a los postes de  alumbrado público.

Esa situación hace presumir,  según indicó el mayor Luis Páez, del Cuerpo de Bomberos, que el incendio se pudo haber originado por un cortocircuito.

Sin embargo,  el  gobernador del Guayas, Roberto Cuero, dispuso que se elabore un informe en el que se detallen las posibles causas y consecuencias del incendio.

Asimismo solicitó  que personeros de la Empresa Eléctrica de Guayaquil acudan al lugar para restablecer el fluido de energía y  que realicen un control más exhaustivo de las conexiones directas que realizan las personas del sector en los postes de alumbrado público.

Eran pasadas las 04:00 cuando el fuego fue controlado por completo, informó  Páez. A esa hora,    los  voluntarios emprendían su retirada para darles paso a los perjudicados, quienes, en medio de la oscuridad y el desorden,   se daban maneras de rebuscar entre los escombros con el ánimo de poder rescatar algún bien en  buen estado.

Ayuda llegó a la zona

En las primeras horas de la mañana, el Gobernador del Guayas y   representantes de diferentes ministerios (Subsecretaría de Educación, Ministerio de Inclusión   Económica y Social, Educación, Desarrollo Urbano y Vivienda y Salud) se hicieron presentes en el lugar para canalizar la ayuda rápida y pertinente de acuerdo al ámbito de sus competencias.

Es así que  la primera de ellas ofreció entregar uniformes y útiles escolares; la segunda el albergue provisional en el refugio situado en las calles Gómez Rendón y Lizardo García  y alimentación a cada uno de los damnificados.

La siguiente, la donación de  casas en el plan habitacional Socio Vivienda, situado en el sector de La Prosperina;  y, por último, Salud Pública tendrá presencia con la  atención de especialistas y  el suministro de medicinas esenciales para garantizar el buen estado de salud de los afectados.

Por su parte,  miembros de la Cruz Roja, como es común en este tipo de incidentes, llegaron con vituallas, que consisten en frazadas, colchones, ropa y alimentos.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: