Patricio Pazmiño: “La ley, la institución y el pueblo están de su lado”

El Ministro de Gobierno participó de la graduación de 43 técnicos operativos de la Policía.
17 de febrero de 2021 17:37

En la Plaza Blanca de Ibarra, la Policía Nacional del Ecuador realizó la primera ceremonia de graduación de Técnicos Operativos de este año, correspondiente a la promoción Carabinero Luis Morillo Hurtado, de la Séptima Cohorte, que desde el 2019 se instruyeron en la escuela Darwin Anrango Anrango.

Fueron 43 de los 852 que se incorporarán este mes (520 hombres y 332 mujeres), en nueve provincias del país, donde se tiene planificado desarrollar 15 ceremonias, respetando todas las medidas de bioseguridad.

Así lo informó, durante el evento, el ministro de Gobierno, general (sp) Patricio Pazmiño, quien estuvo acompañado de autoridades civiles y uniformadas, entre ellos, el comandante general de Policía, Patricio Carrillo; la subcomandante, general Tannya Varela; la gobernadora de Imbabura, María Gabriela Jaramillo; entre otros.

Además de la ceremonia realizada este miércoles 17 de febrero, en Imbabura, en los próximos días se graduarán más de 800 Técnicos Operativos formados en las escuelas de Azuay, Bolívar, Pichincha, Santa Elena, Pastaza, Chimborazo, Manabí y Los Ríos.

La formación de los servidores, en Ibarra, fue resaltada por el ministro Pazmiño. “Este es un gran esfuerzo del Gobierno, por lo invertido, pero a la vez es satisfactorio informarles que estos 852 servidores se suman a luchar contra la inseguridad, el crimen y la violencia; así como al control del orden público y a la protección ciudadana”.

Durante el evento, se entregó la condecoración Sargento Primero José Emilio Solís Castillo al servidor policial Cristian Andrés Izacás Guzmán, por haber obtenido la mejor antigüedad; en tanto que Wilmwe Alexander Yanacual Chulde y Robert Alexander Salazar Moreno, recibieron reconocimientos por alcanzar la segunda y tercera antigüedad.

El Comandante de la Policía resaltó que el contexto actual, en torno a la pandemia, obliga a cambios al mundo entero; y, desde luego, a la Institución que dirige.

Indicó que, además de la misión constitucional de mantener el orden público y la protección a las libertades y garantías ciudadanas, frente al covid_19, ha sido necesario que la Policía extienda su capacidad.

“El contexto es inédito. Los estragos del covid han embestido al mundo y nos han puesto a prueba a todos. Todo ha cambiado con una rapidez y fuerza, que ha obligado a la Policía Nacional a repensar su accionar frente a la sociedad”, señaló.

En tanto que el ministro Pazmiño, quien se dio espacio para agradecer todo el apoyo recibido en Ibarra, su ciudad natal, indicó a los policías recién graduados, que la población espera de cada uno de ellos, “un trabajo profesional, eficiente, respetuoso y honesto. No tengan temor de actuar, según normas y parámetros legales y técnicos, bajo los cuales fueron formados. La ley, la institución y el pueblo están de su lado", destacó. (I)

Contenido externo patrocinado