El Exasambleísta fue ayer extraditado por autoridades de panamá

Panamá extradita a Lara para pagar pena de 10 años (Infografía)

- 15 de noviembre de 2014 - 00:00

El Exasambleísta fue ayer extraditado por autoridades de panamá

Después de 432 días de permanecer como prófugo en Panamá, el exasambleísta Tito Galo Lara Yépez retornó ayer a territorio ecuatoriano en un avión policial, que aterrizó en el aeropuerto de Tababela, y luego fue traslado a un centro de detención para un chequeo médico. A las 20:10 se produjo su arribo al Centro de Rehabilitación Social de Cotopaxi, para cumplir una sentencia de 10 años de reclusión especial por su complicidad en un triple crimen.

En un comunicado oficial, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Panamá informó la tarde de ayer que concedió la extradición de Lara a las autoridades ecuatorianas y había procedido a su entrega.

Lara, quien residía en Samborondón, fue sentenciado el 2 de septiembre de 2013. Ese mismo día huyó del país por Durán, viajó a Quevedo y de ahí regresó al sur para salir por Perú, luego viajó a Colombia y finalmente a Panamá, donde pidió asilo por considerarse un perseguido político, solicitud que le fue otorgada y después retirada.

El Estado panameño cuenta con la garantía proporcionada por la Corte Nacional de Justicia del Ecuador en el sentido de que el ciudadano Lara Yépez “no será sometido a desaparición forzada, a torturas ni tratos crueles, inhumanos o degradantes, acciones todas proscritas de la legislación ecuatoriana”, señala la nota de la Cancillería panameña.

Además dice que “tampoco será juzgado ni condenado por un hecho anterior diverso del que motiva la presente solicitud, respetando así el principio de especialidad, ni entregada a otro Estado”.

Fiscal agradece a autoridades        

El fiscal Galo Chiriboga confirmó que la orden de asilo territorial entregada a Lara por Panamá fue revocada, razón por la cual fue deportado a Ecuador  la tarde del viernes en un avión policial. Además garantizó la seguridad de la vida de Galo Lara en el centro de rehabilitación social. Lara es cómplice del triple asesinato ocurrido en Quinsaloma y no un perseguido político como quiso aparentar en Panamá, indicó.

Chiriboga agradeció al Gobierno de Panamá, ya que por primera vez en su historia revoca un asilo territorial.

Antecedentes del proceso

Lara está directamente involucrado en el triple crimen ocurrido la noche del 4 de agosto del 2011 en el recinto Balserío, del cantón Quinsaloma, provincia de Los Ríos.   

Carlos Llanos, su esposa Silvia Parco y su hijo, de tres años, fueron agredidos, degollados y arrojados en el río Umbe, a 200 metros de su casa, que fue incendiada y quedó reducida a escombros.   

El cuerpo de Carlos Llanos fue localizado en el río. Al siguiente día se encontró el cuerpo de Silvia Parco flotando en el mismo río y 250 metros más abajo, el cadáver de su hijo.

En el relato, que consta en los expedientes del proceso, el agente de Policía Luis Torres describió que el cuerpo de Carlos Llanos presentaba 18 heridas con machete.  Una de estas heridas marcó una línea diagonal en su rostro. El de Silvia Parco tenía cortes con arma blanca en la yugular, y el cuello del niño estaba abierto en casi 360 grados. Los tres estaban casi irreconocibles.

En el transcurso de las investigaciones, la Fiscalía develaba hechos cada vez más sorprendentes.

El triple crimen se cometió por una promesa de pago de $ 30.000 hecha por Carolina Llanos. Así coincidieron las declaraciones de los autores materiales, que constan en los expedientes.

Aunque durante su comparecencia Lara insistió en ser inocente se determinó que él ordenó a un comerciante, que vendía vehículos usados, hacer depósitos en la cuenta de Carolina Llanos. Estos movimientos bancarios se hicieron el 3 y 4 de agosto de 2011.

Además estos fueron cobrados por Gilberto Gualberto Llanos Romero, hermano de Carolina, y hoy prófugo. Un cobro lo hizo el 4 de agosto, por 3.500 dólares, y otro, de 5.000 dólares, al siguiente día.

Ocurrió un hecho sui géneris que involucró todavía más a Lara: desde la prisión, José Manuel Véliz, uno de los autores materiales, a través de un video, reveló que “Quien mandó a matar a la familia de Carlos Humberto Llanos fue Carolina Llanos. El del trato fue Carlos Guaray y el que mandó la plata Galo Lara, marido de ella”.

Con base en esa y otras pruebas, el 21 de abril de 2012 la Fiscalía vinculó en el proceso a Lara. El 4 de enero de 2013, Véliz, Martínez y Rodríguez fueron acusados como autores materiales del delito y sentenciados a 20 años de reclusión mayor especial.  Carolina, como autora material, comparte la misma pena. 

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP