Cinco denuncias por maltrato hay en dos Guagua Centros

- 13 de junio de 2019 - 20:25
71 padres de dos guagua centros de la capital presentaron sus denuncias.
Foto Ilustrativa: Tomada de www.quitoinforma.gob.ec

Los consejos para la Igualdad y Protección de Derechos rechazan los maltratos a los niños en estos lugares. El Municipio aclara que no se cerrarán los espacios.

“Escucha la palabra ‘comida’, llora y enseguida se hace pipí”, cuenta Jeanneth Pacheco, madre de Carlos (nombre protegido). La mujer sufre al ver en un video, que se difundió en las redes sociales, las agresiones que enfrentó su hijo, de casi 2 años, en el Guagua Centro Vista Hermosa, en Quito.

En esas imágenes se observa a una presunta cuidadora que da varias cucharadas de sopa al menor de edad. “Eso, coma, coma, toda la sopa, coma. No te doy arroz si no terminas la sopa”, le dice la mujer al niño al que tiene todo el tiempo con la boca abierta.

Carlos fue agredido en mayo y ya no asiste a ese centro infantil, que fue cerrado, según el Municipio de Quito, por solicitud de terminación del contrato de la signataria de dicho centro.

El Cabildo informó que ese lugar no cumplió con la norma con relación al espacio adecuado para el funcionamiento.

El niño tiene severas secuelas. “Guarda la comida en el cachete y no puede tragarla, solo quiere que le den el líquido de la sopa”, cuenta Pacheco. Tampoco controla los esfínteres. Según la madre, el menor llegaba con golpes en la cabeza y los cachetes. Esto último, intuye, fue por los golpes que le daba la cuidadora.  

En ese centro infantil cuidaban a 41 niños y por ello el caso de Carlos no es el único. Francisco Recto, otro padre de familia, cuenta que su hijo, de 2 años y 4 meses, no puede dormir y que sufre de pesadillas. Tampoco controla los esfínteres.

Paola Condo, otra madre de familia, pide justicia. Contó que acudieron a la Fiscalía para poner la denuncia; sin embargo, “nos dijeron que si nuestros hijos no tenían golpes visibles no podíamos denunciar”.

Condo pide que se investigue a las cuatro educadoras que estaban en ese lugar. El 14 de febrero ya realizaron la primera denuncia en el Patronato, pero en mayo una persona que trabajaba en el lugar les entregó los videos.

Un examen de Contraloría

Los consejos de Protección de Derechos y para la Igualdad Intergeneracional solicitan al Municipio de Quito que realicen una auditoría de los modelos de gestión de estos espacios, en donde se educan niños de 1 a 5 años.

Según Sybel Martínez, vicepresidenta del Consejo de Protección de Derechos, hay cinco denuncias en los consejos y en la Junta. Estas entidades apoyarán a los padres de los menores para llevar los casos a investigación de la Fiscalía. También brindarán apoyo psicológico a los progenitores y a los niños afectados.

Martínez indicó que a los niños no solo los “embutían” con la comida en el almuerzo, sino que incluso llegaron a darles alimentos dañados.

Nicolás Reyes, secretario técnico del Consejo para la Igualdad Intergeneracional, señaló que también solicitaron un examen especial de la Contraloría a la gestión y calidad de estos espacios.   

El 7 de junio, en una carta enviada al alcalde Jorge Yunda, solicitaron que se cumplan con las normas para el funcionamiento, que se analicen los alimentos y se capacite a los educadores y cuidadores.

Condo explicó que algunos de los niños se encuentran actualmente en otros Guagua Centros, pero les cobran $ 2,50 por ser “cupos extras”.

Liliana Yunda, presidenta actual del Patronato San José del Municipio, entregó este jueves 13 de junio junto con funcionarios del organismo, un informe sobre la situación de este programa municipal.

Yunda, que es hermana del actual alcalde, aseguró al Concejo capitalino que pese a las dificultades heredadas en estos centros, la intención no es cerrar ninguno de los 199 espacios abiertos, sino reestructurar, mejorar y reforzar el programa.

La exadministración del Patronato San José señaló a EL TELÉGRAFO que todos los programas de la entidad fueron auditados por el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo y lamentan que “intereses políticos traten de dañar el nombre de este proyecto que dio trabajo a 1.400 personas (...)”. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: