No pasa ni el doble fondo

23 de abril de 2013 - 00:00

El camión marca QMC blanco, de placas GRY9945, parecía tener todo en regla. Los documentos estaban en orden, pero su estructura no.

Algo llamó la atención de los uniformados de la Unidad de Lucha contra el Crimen Organizado (Ulco) y de la Unidad de Investigaciones Antinarcóticos (Uian).

Una revisión exhaustiva permitió comprobar que la estructura original del camión había sido modificada para construir en su interior un doble fondo donde iban camufladas 1,7 toneladas de marihuana.  

La droga estaba embalada en forma de bloque y con el sello de una mariposa en su parte superior.

Según las investigaciones preliminares de la Uian, el estupefaciente había sido enviado vía marítima desde la frontera con Colombia hasta una playa de la provincia de Santa Elena.

Posteriormente fue embarcado en el camión con doble fondo, para que, por vía terrestre, se transporte hacia Guayaquil, donde sería distribuido en diferentes sectores de la ciudad para la venta mediante el sistema de microtráfico.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: