Narcos utilizan empresas de “papel” para cometer ilícitos

23 de agosto de 2011 - 00:00

La utilización de  empresas exportadoras en actividades relacionadas con el narcotráfico -según autoridades de control consultadas- se ha vuelto común en el país.    

Francisco Campos Quintana,  fiscal Antinarcóticos  del Guayas, confirma que se   estila  comprar compañías de “papel” para utilizarlas de fachada antes de  cometer el ilícito. “Son empresas  que no tienen un historial tributario en las que se pueda presumir que son  serias”, relata. “Hemos encontrado algunas  exportadoras que  tienen  tres  o cuatro meses operando y sus representantes legales son muchachos universitarios que en su vida han tenido un trabajo”, señala.

Campos aclara  que hay personas que se dedican a  crear compañías y que no necesariamente lo hacen con  fines delictivos.  “Muchas veces una persona que tiene unas 20 compañías es abordada por otra  que se dedica a venderlas y ceden las acciones a terceros que son utilizadas para fungir como representantes de esas empresas”.

La responsabilidad de los representantes  de la exportadora se asume  según la circunstancia en el que se contaminó el contenedor.
“Hay hechos que  se pueden producir en el trayecto  que se embala la carga en una bodega hasta cuando  se la lleva a la Aduana”, acota el funcionario.

El coronel  Freddy Ramos,  jefe del Servicio Antinarcóticos del Guayas, revela  que hay recientes  pruebas en las que  se evidencia la sospechosa   compra y venta de compañías.

Uno de esos casos es el reportado  el pasado  el 8 de agosto cuando elementos  policiales descubrieron -entre cajas de pescado y pulpo congelado-  400.996 gramos de cocaína en un contenedor  que pertenecía a la exportadora Vicalvaro S.A., que tenía como destino Benin-África.

Lo particular de este caso, explica Ramos, es que “esta empresa posó de mano en mano” antes de estar vinculada en esta irregularidad. “No digo que esto sea ilegal, pero le da facilidades para cometer el ilícito”, acota el oficial.
Las investigaciones determinaron que   la compañía Vicalvaro S.A. fue vendida por un  abogado a un ciudadano mexicano, quien a su vez   traspasó como accionistas a otros dos sujetos  en calidad de gerente general  y presidente.

La forma de operar de la organización   consistía en comprar el marisco   para luego mezclarlo  con el estupefaciente en una bodega  rentada por una tercera persona.

“Así contaminan el contenedor y lo sellan para luego ingresar el camión al Puerto”, manifiesta  el director nacional de Antinarcóticos, Pedro Gallegos.

El oficial  coincide en que las operaciones de los narcotraficantes cada vez   más se enfocan a la  compra indiscriminada de compañías exportadoras.

Tania Varela, jefe de la Policía de Migración, considera que este fenómeno tomó fuerza  a consecuencia de las facilidades  que tenían antes los extranjeros para   adquirir  ese tipo de empresa en el país.
“En los últimos casos de colombianos deportados por  narcotráfico, se descubrió que han tenido empresas con otros nombres, eso ocurría porque nadie les pedía más documentos”, dice.

Requisitos para empresarios

No obstante, aclara que con la vigencia del  Registro Oficial  Nº 504, emitido el pasado 2 de agosto, los foráneos deben   presentar   otra documentación para  demostrar la legal actividad laboral de la compañía.

Entre las exigencias establecidas  para  la concesión de la visa 9-IV (otorgada a empresarios extranjeros que montan sus empresas en el país) está   el  presentar los últimos 3 pagos del IVA, el último pago de Impuesto a la Renta y el permiso de funcionamiento del Cuerpo de Bomberos y del Municipio.

A esto se adjunta  el certificado de obligaciones patronales del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) y la declaración juramentada del domicilio de la compañía con evidencia fotográfica.

Los   ciudadanos extranjeros también deberán demostrar  que la compañía tiene un capital social pagado de $ 25.000.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: