Herida en balacera donde murieron un hombre y un bebé, en estado crítico

12 de febrero de 2019 00:00

Al menos 16 disparos de arma de fuego contra el vehículo en el que viajaba una familia, dejó dos personas fallecidas y otra herida de gravedad.

Las víctimas mortales son un menor de un año de edad y el conductor del automóvil, de 30 años; la madre del menor se encuentra en cuidados intensivos de una casa de salud.

El ataque, bajo la modalidad de sicariato, sucedió la noche del domingo 10 de febrero en la ciudadela Mucho Lote 1, ubicada en el noroeste de la ciudad.

El hecho ocurrió alrededor de las 21:45 cuando la familia, que viajaba en un auto Chevrolet Sail de color negro y placas GSX-4846, salía de una fiesta en el mencionado sector, en dirección a su domicilio en la Isla Trinitaria.

Según el coronel Marlon Guerra, jefe operativo del Distrito Pascuales, las víctimas estaban detenidas en un semáforo con luz roja cuando otro automóvil los interceptó, sus ocupantes dispararon y huyeron. Los decesos fueron en el lugar.

La general Tannya Varela, comandante de Policía de la Zona 8, indicó que el occiso era buscado por la ley por su participación en dos hechos delictivos ocurridos en la zona donde residía. “Era requerido por dos asesinatos, uno ocurrido el 2 de diciembre de 2018 y el otro el pasado 4 del presente año”.

Además confirmó que este había recibido amenazas por parte de bandas delictivas, cuyos miembros ya han sido identificados y son investigados.

Por estos motivos se baraja la hipótesis de que se trata de un ajuste de cuentas entre bandas. Tras el atentado, elementos policiales realizaron un operativo para dar con el paradero de los asesinos.

Como resultado fue detenido un vehículo en el cual se encontró un arma de fuego. Se investiga si tiene relación con el hecho.

Varela ponderó el arduo trabajo de la Dinased, que en conjunto con la Fiscalía, continúan con la labor de búsqueda de los autores materiales, cómplices y encubridores de este doble asesinato. (I)

Medicina Legal y Criminalística llegaron al lugar del crimen para retirar los cuerpos y recabar indicios que ayuden a la captura de los sicarios.
Foto: Juan Carlos Holguín / El Telégrafo
Lectura estimada:
Contiene: palabras

Contenido externo patrocinado