×

Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 5392

Migración, tras la pista de futbolistas sin visa 12-VI

13 de agosto de 2011 - 00:00

El pasado 30 de julio, el argentino Cristian Menéndez, ex jugador del Club Sport Emelec, fue detenido por la Policía de Migración  debido a su situación irregular en el Ecuador y puesto a órdenes de la Intendencia, que dispuso la inmediata deportación a su país de origen.

“Facebook” Menéndez había llegado el día anterior a Guayaquil, proveniente de Argentina, con la intención de arreglar su situación contractual con la directiva de Emelec, pero a pesar de que al ingresar no tuvo problemas, Tannya Varela, jefa de la Policía de Migración del Guayas, informó que su detención se dio a   pocas horas porque  se evidenció que evadió los filtros de control y no selló su pasaporte, tras aclarar  que el delantero tenía prohibido   ingresar a Ecuador hasta marzo de 2012.

La Policía de Migración aprehendió al futbolista y lo trasladó hasta  la Casa de Confianza, ubicada en los predios de la Penitenciaría del Litoral, hasta que fue deportado.

La oficial Varela indicó que el problema como el de Menéndez se repite en varios jugadores foráneos que militan en los cuatro clubes de Guayaquil: Barcelona, Emelec, Rocafuerte y River Plate. Ante esa situación, la Policía de Migración ha solicitado    a los clubes  un detalle de  la real situación de los jugadores  extranjeros que contratan.

Por ende,  los futbolistas y el cuerpo técnico extranjero  ya fueron notificados y se ha establecido un plazo para regularizar su documentación.

El problema radica,   explicó, en la supuesta  irresponsabilidad de parte de los dirigentes deportivos, puesto que son ellos los que tienen la obligación de regularizar a los jugadores que    no necesitan la visa de residente, sino la visa de no inmigrante (12-VI) que es por contrato de trabajo.

Al referirse al tema, David Norero, titular de la Dirección de Extranjería del Litoral, explicó que para  suscribir un contrato civil, ya sea por  autorización laboral o contrato de servicios profesionales, el aspirante debe tener un título universitario. La  cuestión, agregó el funcionario, es que los futbolistas no tienen ese título, a pesar de que están inscritos como jugadores profesionales en la FIFA y  en la FEF.

En ese sentido, Norero enfatizó   que, efectivamente, son los clubes los que deben buscar la forma legal, ya sea a través del Ministerio de Deportes o de la Cancillería, de que los jugadores suplen el requisito del  título universitario con la emisión de un certificado.

“Esa podría ser una alternativa que propongan los clubes, lamentablemente no se preocupan por hacer que le den inmediatamente las visas de trabajo a los jugadores que están en situaciones irregulares”, manifestó.

Por su parte, Ecuador Santa Cruz, procurador síndico de la Federación Ecuatoriana de Fútbol, confirmó que ninguno de los organismos adoptan  decisiones al respecto y se hacen  de la “vista gorda” a la hora de aplicar sanciones a este tipo de infracciones.

Por tal motivo, indicó,   es necesario   reformar el Reglamento de la Comisión Disciplinaria y del Comité Deportivo, para que haya normas, procedimientos, plazos y sanciones para quienes incurran en este tipo de omisiones.

Señaló que hay equipos que sí cumplen con la tramitación de las visas de trabajo, regularizando a sus jugadores extranjeros, como es el caso de Liga Deportiva Universitaria de Quito y Barcelona, pero también hay   otros que tienen a los futbolistas en el país solo en calidad de turistas.

Concerniente a ese punto, Varela manifestó que la mayoría de los extranjeros llega  como turista -cuyo plazo de estadía  máximo es   tres meses- pero firma  contratos de trabajo con los equipos para trabajar indefinidamente.
Como un ejemplo, citó el caso del  paraguayo Fernando Giménez, quien regresó al país  el pasado 25 de mayo y está de manera  ilegal, trabajando sin la visa correspondiente  desde hace cerca de dos años.

Nassih Neme, presidente de Emelec, indicó  que en el caso de Menéndez   la causa de su deportación  fue porque se   había expirado su visa y agregó que desconoce  la situación de otros futbolistas.

“La Policía controla esa situación y por eso fue detenido el  jugador  Menéndez, a quien se lo deportó por no concretar su situación, pero no está en que la Policía vaya a interrumpir las prácticas deportivas o a generar malestar en un deporte que a todos les gusta, pero deben enmarcarse dentro de lo que establece la ley”, manifestó Varela.

Agregó que los jugadores llegan al país como turistas y la Policía no los puede interrogar  si vienen a trabajar, sino que solo se limitan a darles los  90 días, como tal, por lo que,   explicó,  tienen el tiempo suficiente   para que el club regularice su situación.

“Eso nos da a entender que están acostumbrados a esto, porque cuando tienen una visa tienen que tributar”, expresó.

Desde abril de 2010,  las políticas migratorias del país han suprimido las multas pecuniarias a los extranjeros detenidos por su situación irregular y   solo se los sanciona impidiendo que ingresen hasta después de 9 meses y, al hacerlo, será con una visa emitida en el  país de origen.

Norero recordó que por la política de libre movilidad que se promueve en el país, las autoridades no pueden  estar atrás de los extranjeros, porque no son ilegales sino irregulares.

Sin embargo, la oficial Varela manifestó que   no quiere llegar al punto,  como policías, de estar de audiencia en audiencia con los jugadores para que sean deportados, cuando en sí no es culpa del jugador, porque él no es el que tiene la responsabilidad sino los directivos, expresó.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: