Los homicidios bajaron un 27% en cuatro años

16 de mayo de 2013 - 00:00

16-05-13-policial-estadisticas-A las 06:00 del pasado  4 de enero, Fabián Antonio Salguero Lozada murió a causa de una puñalada, en el interior de su domicilio, ubicado en los condominios de El Recreo, al sur de Quito. Cuatro meses después, el lunes 13 de mayo, su esposa fue sentenciada por el homicidio.

El Tribunal Noveno de Garantías Penales de Pichincha  condenó a Grace Esmeralda Marín Quispe, de 28 años, a 12 años de reclusión, después de confesar que asesinó a su esposo aquella mañana, luego de que él intentara forzarla a tener relaciones sexuales.

En su primera versión la mujer había señalado que Salguero salió a trabajar y momentos después regresó herido; sin embargo, cuando los agentes de criminalística revisaron la vivienda encontraron un cuchillo ensangrentado dentro de un cajón cubierto con ropa.

Aunque la fiscal pidió condenarla por homicidio agravado y el abogado de la parte acusadora solicitaba que el delito sea considerado parricidio,  los jueces consideraron los elementos de antecedentes de violencia y establecieron homicidio simple.

Según Ricardo Camacho, especialista en temas de seguridad, las causas de homicidios en Ecuador se dan, especialmente, por dos factores: primero por sicariato y luego están las muertes  en escenarios de riñas callejeras y familiares.

Camacho indicó que la baja en asesinatos y homicidios en el país es drástica, pues lo común es que por año baje entre uno y dos puntos, considerando que en este delito confluyen varios factores, como la educación y la pobreza.

Además, considera que, para obtener una mejor visión referente a esta problemática, se debería pensar en la creación de observatorios nacionales que tengan la capacidad de recoger estadísticas y analizar las causas, consecuencias y móviles que se involucran en  esta.  

Álex Tupiza, del departamento de Política Criminal de la Fiscalía General del Estado,  expresó que desde  2012 se trabaja en el análisis del “comportamiento delictual”.

Los escenarios en donde suceden homicidios y asesinatos suelen tener un trasfondo de conflictos, en los que también se cuenta la actuación de bandas delictivas organizadas que han intentado ganar territorio a nivel nacional.  

Para Camacho, las cifras sobre la reducción en los homicidios debería estar acompañada de la estadística de cuántos de estos delitos han sido resueltos, si los culpables fueron hallados y si han sido sancionados o aún están en investigación.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: