Liliana fue violada, asesinada y sus partes íntimas quemadas

- 22 de mayo de 2019 - 18:47
Foto: Cortesía

La familia de Liliana Flores pide justicia. El 25 de diciembre de 2018 fue violada, asesinada y sus partes íntimas fueron quemadas. La joven, de 27 años, ayudó ese día a la preparación de una comida para un bautizo y pase del niño a la familia Rodríguez Perugachi, en Piganta, en Atahualpa (Pichincha).

Liliana se dedicaba al ordeño de vacas en una hacienda de ese lugar y su padre era jornalero en el mismo sitio. En la fiesta estuvo hasta las 04:00 del 25 de diciembre, cuando se despidió de la dueña de casa y tenía previsto regresar a su casa, pero nunca lo hizo.

Según su prima, Rosa Troya, llegar desde el lugar de trabajo a su casa le tomaba solamente 20 minutos. Pero nunca llegó.

Su padre, todas las mañanas le ayudaba a ordeñar las vacas, con el objetivo de que la chica consiga más dinero por ese oficio, pero ese día vio que Liliana no arribó. Pensó que se quedó dormida y por ello regresó a su búsqueda. Su otra hija le contó que no había regresado.

En el trayecto hacia la hacienda, su padre vio a Davyd Patricio B., primo en tercer lugar de Liliana, con una poma en la mano y quemando algo. El hombre pensó que quemaba maleza y no le prestó importancia. Por ello, regreso con normalidad a su trabajo y se dedicó al oficio de jornalero, pero en medio de su jornada, vio ambulancias y policías en la supuesta fogata.

Por ello salió corriendo y al llegar al lugar reconoció una bota de su hija. Entonces supo todo. Liliana fue quemada su busto, partes íntimas, ropa y teléfono. El padre se acordó que Davyd, de 19 años, estuvo en el lugar y por ello pidió que le arrestaran.

Los exámenes médicos de Davyd identificaron fluídos corporales de Liliana y en las uñas de la chica hubo restos de piel de Davyd. El presunto asesino está detenido en el Centro de Detención Provisional de Quito. La audiencia es el próximo10 de junio.

Troya comentó que el detenido se acogió al silencio; sin embargo, han recibido varias amenazas de la familia del agresor. "Nos han dicho que Davyd saldrá de prisión y se encargará de matar a cada uno de los miembros de mi familia", cuenta Troya.

La joven contó que Liliana deja en la orfandad a un niño de 7 años, quien actualmente está al cuidado de sus abuelos y tíos.

Según el testimonio de una de las amigas de la joven, Liliana le contó que Davyd le acosaba incesantemente.
La joven presentaba una fractura craneal presuntamente por un fuerte golpe con un objeto contundente en la cabeza.

Troya señaló que la familia de Liliana es de escasos recursos, mientras que la de Davyd tendría mayores ingresos económicos y por ello temen que podría salir en libertad, a pesar de que se declaró culpable del asesinato. En enero se acogió al silencio. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: