La Policía suma 1.675 miembros a sus filas

31 de agosto de 2013 - 00:00

Erguido, con la vista al frente y con una cara de seriedad disimulada (por más que trataba de aguantar su sonrisa, no podía), Rodrigo Suárez, quien hasta ayer se desempeñó como General Inspector, fue ascendido a General Superior, el rango más alto en la Policía Nacional.

En medio de la formalidad en la ceremonia de ascenso, Suárez intentaba seguir el protocolo, pero sucumbió ante sus emociones. En el cambio de insignias, fue su esposa quien le colocó la primera, mientras que José Serrano, ministro del Interior, le puso la segunda.

Tras esto, se izaron gallardetes y luego ingresó al acto, que se realizó en el Parque de Los Samanes, el teniente Christian Suárez -hijo del nuevo General Superior- con el banderín de General Inspector, el cual le fue entregado al máximo superior de la fuerza policial como recuerdo de su anterior cargo.

Con una frase de la madre Teresa de Calcuta, Suárez destacó cuál ha sido su visión en su carrera en la Policía Nacional. “El que no vive para servir, no sirve para vivir. En estos 36 años de ‘Caballero de la Paz’ decidí ver cada día como una nueva oportunidad... aprendí que lo importante no es llegar a la cima, sino ver cómo ir más allá”, manifestó.

El Gral. Suárez entrega un reconocimiento a familiares del policía caído Carlos Toapanta.

En el acto también fueron ascendidos 5 Generales de Distrito a Generales Inspectores. Los oficiales promovidos son Juan Ruales, Hugo Rocha, Ernesto Solano, Alejandro Tamayo y Víctor Gangotena. De igual forma, los coroneles Guillermo Balarezo y Gustavo Zárate fueron ascendidos a Generales de Distrito.

Tras el acto de ascenso de oficiales, llegó el momento de la graduación de los 1.388 hombres y 287 mujeres como nuevos policías.

Los incorporados fueron instruidos en las áreas de doctrinas y formación policial, técnicas policiales, fundamentos legales, comunicación e interacción con el entorno, derechos humanos aplicados a la función policial, mediación de conflictos y defensa personal.

Con un premio a la excelencia, el Ministerio del Interior y la Policía Nacional impusieron las condecoraciones al mérito profesional en el “Grado de Caballero” a las primeras antigüedades de cada una de las 11 escuelas de formación policial.

En la ceremonia también se dio una condecoración honorífica, con la Medalla Insigne de la Policía Nacional, a los departamentos nacionales de Antinarcóticos, Unase, GIR, Antidelincuencial y Aeropolicial.

En el acto estuvieron presentes autoridades como Viviana Bonilla, gobernadora del Guayas; José Serrano, ministro del Interior; Gustavo Jalkh, presidente del Consejo de la Judicatura; Galo Chiriboga, fiscal general de la Nación; Javier Córdova, viceministro de Seguridad Interna, entre otros.

En su intervención, Serrano aseguró que el tema seguridad ha sufrido un cambio rotundo en los últimos años y que la Policía ecuatoriana está camino de convertirse en “la mejor policía de la región”.

El acto se cerró con un espectáculo brindado por paracaidistas de la institución y un desfile del que participaron todas las áreas de la Policía Nacional, como son Antinarcóticos, Policiclo, GIR, Aeropolicial, entre otras.

Cuando concluyó el protocolo, los graduados rompieron fila y fueron felicitados por sus familiares, quienes se dieron cita en gran número al parque de Los Samanes.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: