Jueza le rebaja la pena a femicida porque la víctima tenía un amante

- 25 de marzo de 2019 - 00:00
Jenny Coello fue asesinada por su conviviente, en Génova (Italia) con 24 puñaladas. El femicidio ocurrió en abril de 2018.
Foto: Repstatic.it

Javier Napoleón P. G., de 50 años, mató a su esposa Ángela Jenny Coello Reyes en Génova, Italia.

El atacante fue condenado a pasar en prisión durante 30 años, pero la jueza Silvia Capanini le rebajó a la mitad la condena, ya que la víctima tenía un amante.

El acusado finalmente fue condenado a 16 años de cárcel -la mitad de la pena- porque la jueza interpretó la reacción como “humanamente comprensible”: la víctima le prometió dejar a su amante y no lo hizo.

El ecuatoriano ya cumplirá un año en prisión. Si cumple ciertas condiciones, y tiene una buena conducta, puede solicitar el acceso a la libertad anticipada. Con la posibilidad de salir de la cárcel en 11 años.

En la sentencia también se puede leer que el agresor actuó “impulsado por la rabia, la desesperación y una profunda desilusión”, según indica el diario italiano Il Giornale.

La decisión judicial, asimismo, justifica el asesinato alegando que el hombre, de nacionalidad ecuatoriana, estaba “bajo un estado de ánimo muy intenso, sin pretenderlo”.

El suceso ocurrió el 8 de abril de 2018 cuando el ecuatoriano Javier Napoleón asesinó de 24 puñaladas a su mujer, según información del Corriere Della Serra.

La polémica sentencia de la jueza Capanini justifica además que “el hombre no actuó bajo el impulso de los celos, sino como reacción al comportamiento de la mujer, del todo incoherente y contradictorio”.

Gregorio, el hijo de la pareja y quien pronto será papá, se refirió al fallo de la jueza. “Mi hija tendrá 16 años cuando ese hombre que asesinó a mi madre saldrá de prisión. Tengo miedo de que cuando salga vendrá a buscarme a mí y a mi familia para hacernos daño”.

El joven, de 22 años, envió un mensaje a todos los niños que son testigos de abusos en la familia: “Ayuden a sus madres, pueden convencerlas de denunciar a los hombres violentos”.

Además dijo a las víctimas: “No se queden calladas, la violencia no es normal, denuncien, no están solas”. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: