Juez receptó datos de crimen a exfuncionario Jorge Flores

- 24 de abril de 2019 - 00:00
La madre del fallecido compareció ante el fiscal de Patrimonio Ciudadano, Wálter Suárez (izquierda), en compañía de sus abogados defensores.
Foto: Mario Valiente / El Telégrafo

Uno de los asesinos se hizo pasar por el fallecido y solicitó a la familia que desembolse $ 5.000 para pagar una supuesta extorsión.

Premeditación y violencia excesiva se presume existió en la muerte del servidor judicial Jorge Flores, quien fue encontrado maniatado y en estado de descomposición el martes 16 de abril en su domicilio, ubicado en la urbanización Villa Bonita.

La madre y hermano del occiso comparecieron este martes 23 de abril en la Fiscalía de Patrimonio Ciudadano para ofrecer información que ayude a la captura de los responsables.

Entre los detalles que el fiscal Wálter Suárez escuchó de boca de los familiares estuvo que Flores había empezado una relación sentimental con una mujer venezolana, principal sospechosa, apenas 15 días antes del hecho.

La madre indicó que el día que el cuerpo fue descubierto, había recibido mensajes de alguien que se estaba haciendo pasar por su hijo. “Me escribió para decirme que lo estaban chantajeando, y le pedían $ 5.000. Que estaba en Huaquillas y que iba a cruzar la frontera hasta solucionar el problema”.

La mujer empezó a sospechar que algo andaba mal cuando se negó a hacer videollamadas.

Inicialmente pensó que se trataba de un secuestro o que lo estaban forzando a entregar el dinero. Ante la situación, le pidió a Luis Flores, hermano del fallecido, que fuera a su casa a ver si su otro hijo estaba en el lugar.

“Cuando llegué todo estaba apagado y hasta afuera se percibía un olor leve pero peculiar. Cuando ingresamos la casa estaba fría, los acondicionadores de aire de la sala y del dormitorio estaban al máximo, y el hedor se hizo más intenso”, relató Luis.

Explicó que el único dormitorio cerrado era el principal y cuando forzaron la puerta hallaron el cadáver. Encontró a su hermano amarrado de pies y manos y con la cabeza enrollada en cinta de embalaje. Además, había una plancha destrozada -con la cual lo habrían golpeado-, un cuchillo y un rastro de sangre que iba del baño a la cama.

Indicó que la supuesta pareja de Jorge y otros dos sospechosos -un hombre y una mujer que serían familiares de la novia- se llevaron la computadora, joyas, perfumes, la billetera, el vehículo y otros artículos personales.

El fiscal dijo que se espera la colaboración del consulado venezolano para confirmar la identidad de los sospechosos para así emitir las respectivas boletas de captura.

Suárez confirmó que se tiene información de que estas personas abandonaron el país a través de la frontera con Colombia. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: