Helicóptero vendido a bomberos no sirve, asegura expiloto

- 31 de mayo de 2018 - 00:00
Patricio Oña, exjefe de Operaciones de Aeromaster Airways, expiloto y exinstructor de la aviación del Ejército.
Foto: Cortesía EcuadorTV

Experto recomienda formar una comisión que determine la idoneidad de la nave adquirida en $ 2’000.000. Contraloría y Sercop hicieron observaciones.

La adquisición del helicóptero para el Cuerpo de Bomberos de Quito por $ 2’000.000 tiene ocho observaciones y presuntas anomalías en su proceso de compra, establecidos por la Contraloría General, el Servicio Nacional de Contratación Pública (Sercop) y por expertos que conocen del tema.

Esas anomalías se relacionan con: posible conflicto de intereses; sobreprecio de $ 1’700.000 en la compra; partes y piezas de la nave que no cumplían los requisitos; números de serie de motores que no coinciden con los del documento de entrega y la garantía técnica de 400 horas de vuelo o un año, que es tres veces menor a los requisitos mínimos que debía tener la nave que era de 1.200 horas.

A esto se suma que las empresas participantes del concurso internacional ofertaron la misma nave, una de las cuales está inactiva desde el 2014; que el helicóptero vendido ya estuvo operando en el país rentado por la subsidiaria de la empresa que vendió la nave un año antes de su entrega, pese a que no se la podía vender; que Sercop no conoció los términos del concurso y que los estudios de mercado estaban desactualizados al momento de la compra.

Patricio Oña, exjefe de operaciones de Aeromaster Airways, exinstructor de la aviación del Ejército y expiloto de helicópteros, habló sobre la compra de la nave y sus características para operaciones de rescate y de combate de incendios forestales.

¿Qué conoce de la nave vendida a los bomberos de Quito?
Yo estuve hasta 2016 como jefe de operaciones de la compañía Aeromaster. Ese helicóptero llegó en 2015 para cumplir contratos de transporte de pasajeros en la Amazonía. Como en ese año se cancelaron los contratos, se vio la necesidad de usarlo en otra actividad y apareció el proyecto de venderlo al Cuerpo de Bomberos.

Me invitaron a volar esa máquina y me excusé. Les expuse razones técnicas: era una máquina tan limitada en altura para desarrollar actividades de rescate y contra incendios, era un casi suicidio si se utiliza con sus máximos performances.

Después me entero por los medios que se lo vendió a los bomberos, que estaba operando y para cada misión se montaba todo un show mediático para justificar la presencia de la nave, pese a que era muy limitada y así lo pueden decir quienes saben  de helicópteros.

Dos millones de dólares costó la nave, ¿cuál es el costo de un aparato de estas características?
Esta aeronave estuvo a la venta en más o menos $ 700.000. El comandante de los Bomberos, Eber Arroyo, mencionó que este helicóptero puede volar a 20.000 pies

Si dice 20.000 pies, yo no sé de qué helicóptero está hablando. En el manual de vuelo se puede ver, en la tabla de performance y todas las tablas de esta nave paran en los 15.000 pies. Esos 20.000 pies que ha indicado el Comandante no sé a qué máquina se refiere, pero del Augusta A109 k2 no es.

¿Qué opina sobre la compra de herramientas, repuestos y equipamiento con Aeromaster y Aeroleasing?
Hay un helicóptero que vino con provisión para gancho para eslinga y para algunas otras cosas, que seguramente fueron desmontadas y ahora están siendo vendidas como equipo adicional para la nave de los hombres de la casaca roja.

Obviamente van a ser vendidas por la empresa Aeromaster y Aeroleasing, nadie más se va a meter en un concurso amañado desde su inicio y hasta el final.

¿Qué se debe hacer frente a todas las presuntas anomalías?
Suspender el contrato y que una comisión técnica de expertos y pilotos determine la idoneidad o no de esa máquina, de ese helicóptero vendido a los bomberos.

Esa máquina, a mi criterio, no sirve para nada. Es muy costosa la hora de vuelo, la infraestructura y el andamiaje para que vaya a botar 50 galones de agua en un incendio. Me parece un derroche de dinero.

Normalmente en flagelos forestales se requieren máquinas de 2.000 y 3.000 galones de capacidad, como las del Ejército, helicópteros gigantes que colaboran en la extinción de siniestros con 500 o 600 galones. Imagínese esos rubros versus lo que lleva ese helicóptero de los bomberos, 50 galones, o sea, ¡es una burla!

¿Sobre un posible conflicto de intereses y participación de Eduardo Valencia en el proceso de adquisición del helicóptero?
Esto no es en contra del Cuerpo de Bomberos o una persona en particular, esto es un asunto que lesiona los intereses de los bomberos, del Municipio de Quito y de los quiteños en sí.

El posible conflicto de intereses lo determinó la Contraloría. Valencia fue gerente de Aeromaster de 2004 a 2006. Mientras yo fui director de operaciones (hasta 2016), él se desempeñó como piloto freelance de Aeromaster.

Se habla de que existe un helicóptero en el hangar de la empresa Aeromaster de donde se estarían sacando piezas para ponerlas en la nave adquirida por los bomberos, ¿qué sabe?
Exactamente ahí tienen un helicóptero Augusta de las mismas características al interior del hangar, del cual se sacaron motores y otras partes. Mi pregunta es: ¿la Dirección de Aviación Civil sabe de esto?, ¿Conoce esto aduana?, ¿Cómo entró ese helicóptero?; ¿Cuánto pagó de impuestos para ingresar?; ¿Se autorizó para hacer ese canibalismo como se conoce en aviación?; ¿Saben ellos que le están haciendo el mantenimiento con partes y piezas de una nave que no opera?; ¿Qué historia tiene, se recuperó de algún siniestro?

¿Cuál es el costo de operación de este helicóptero, con una proyección de 10 años?
Tiene un coste de operación entre los $ 700 a $ 1.000 la hora, que cubre repuestos, mantenimiento preventivo, salario de mecánicos y de técnicos. Si la nave estaba previsto que vuele 50 horas al mes, son $ 50.000 mensuales.

En el primer año se gastó como $ 1’200.000 porque no solo son repuestos, sino equipamiento y talleres. Sinceramente me da pena porque se le está endosando, como se dice vulgarmente, todo el hueso al Cuerpo de Bomberos y los quiteños no nos merecemos eso. (I)

------------------------------

Dirección de Aviación Civil confirma cambio de los motores

Tras la solicitud de información técnica por parte de los Medios Públicos (el 18 de mayo pasado) sobre el helicóptero de matrícula HC-CRE adquirido por el Cuerpo de Bomberos de Quito, la Dirección General de Aviación Civil (DGAC) remitió el lunes pasado datos que confirman que los motores de la aeronave sí fueron cambiados.

Tal información técnica se basa en los archivos de la DGAC, que son parte del récord histórico de la aeronave.

Señala que en 2015 se realizó la última inspección en la ciudad de Baden (Alemania), antes de su ingreso a Ecuador. En esa fecha el helicóptero Augusta Westland, modelo A109 K2, número de serie 10025, registraba 2.759,15 horas en tiempo total (TT) en su motor número uno y 3.034,33 horas en el motor número dos.

De acuerdo con los parámetros internacionales, un motor de este tipo debe ser revisado a las 3.000 horas de funcionamiento de la nave, para detectar problemas de desgaste o posibles fisuras en sus componentes.

Este procedimiento tiene un costo de $ 400.000 a $ 500.000. En el proceso se cambian componentes que no son reutilizables, como sellos y cojinetes.

La respuesta enviada por la DGAC a los Medios Públicos explica que el 14 de junio de 2016 se emitió el primer certificado de matrícula provisional en Ecuador con las siglas HC-CRE, el cual caducó el 3 de septiembre de 2016, a nombre de Aeroleasing como propietario y a la compañía Aeromaster Airways S.A. como operador comercial.

La información técnica además detalla que el 17 de marzo de 2016 se emitió el primer certificado de aeronavegabilidad en Ecuador para este aparato, el cual caducó el 17 de junio de ese mismo año.

Esto se dio en momentos en que el contrato para la adquisición del helicóptero para los bomberos se firmó en Miami (EE.UU.) el 17 de noviembre de 2016.

Luego, el 23 de diciembre del 2016 se emitió el certificado definitivo a nombre del Cuerpo de Bomberos de Quito, como propietario y operador privado.

No obstante, el 10 de agosto de 2017 se notificó a la DGAC el cambio de motores. El aparato empezó a operar en marzo de 2017; es decir, cinco meses después de presentarlo como una herramienta ideal para atender las emergencias en Quito, a la nave le cambiaron sus motores.

Sobre esto, la respuesta de la DGAC detalla que el motor uno y dos tienen 2.640,8 horas antes de su revisión o una reparación mayor (TBO).

Todo esto se traduce en que al momento de ser entregado el helicóptero a los bomberos, tenía pocas horas de remanencia y de  haberse sometido a revisión, cuyo costo se desconoce quién asumió, ya que hasta la fecha Aeromaster no ha concedido entrevista a los Medios Públicos. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: