En la isla puná, en el golfo de guayaquil, se instaura un sistema para promover el diálogo

Guayas cuenta con 59 nuevos jueces, 2 de Paz y 61 notarios

- 18 de noviembre de 2015 - 00:00
Uno a uno, los nuevos operadores de justicia fueron llamados para entregarles el certificado. Miguel Castro / El Telégrafo

En la isla puná, en el golfo de guayaquil, se instaura un sistema para promover el diálogo

Anderson Chávez es el primer juez de Paz que ejercerá funciones en la Isla Puná, en el golfo de Guayaquil. El joven, de 28 años, fue elegido de entre 25 personas de su comunidad para, mediante el diálogo, resolver conflictos.

“El acceso de diferentes autoridades es complicado, es por eso que se pensó en alternativas para solucionar problemas internos. Debemos concienciar a los habitantes acerca de la conciliación”, expresó Chávez, luego de que fuera formalmente posesionado, la mañana de ayer, en la Corte Provincial de Justicia de Guayas, en el centro de la urbe porteña.

En ese mismo evento fueron nombrados 59 nuevos jueces que atenderán las materias: civil, trabajo, familia, mujer, niñez y adolescencia, penal, violencia contra la mujer o miembros del núcleo familiar y multicompetente.

Además, 61 notarios para los cantones Guayaquil, Alfredo Baquerizo Moreno, Balao, Colimes, Marcelino Maridueña, Milagro, Naranjal, Palestina, El Triunfo y Urbina Jado, todos de la provincia de Guayas.

Aparte de Chávez, quien cumplirá su cargo en la Isla Puná, otro juez de Paz fue designado para la comuna El Morro, en Playas.

100 jueces de Paz

Gustavo Jalkh, presidente del Consejo de la Judicatura (CJ), manifestó que en Ecuador hay alrededor de 100 jueces de Paz. Las áreas de competencia de estos son: problemas de convivencia, comunitarios, temas económicos de poca cuantía, entre otras. Los elegidos son voluntarios y no reciben sueldo, así como tampoco cobran por sus servicios a los usuarios. Su compromiso es atender 8 horas a la semana a los habitantes de su sector, lo que pueden hacerlo en las oficinas de las juntas parroquiales.

“El Consejo de la Judicatura lo que hace es dar acompañamiento. Por ejemplo, ayuda con el mobiliario, computadora, impresora, así como el acceso a consultas directas con asesores jurídicos de la entidad”, explicó.

Jalkh añadió que estos funcionarios se diferencian de los mediadores en que son elegidos por los habitantes de su jurisdicción y que sí pueden decidir en caso de que las partes no lleguen a un acuerdo. El mediador no puede hacer eso. “En lo que sí se asemejan es que las resoluciones que emiten tienen carácter de sentencia”, agregó.

Además, resaltó que “hemos cambiado tanto y en tan poco tiempo que a veces nos olvidamos de cómo era el sistema. Jueces y juezas, está en sus manos ser garantes de los derechos de los ciudadanos y precautelar la paz”, les instó. En cambio a los notarios se dirigió diciendo: “ahora ustedes son agentes de prevención y descongestión de la Función Judicial”, aseveró.

Número de jueces en Guayas

Luis Rada, director provincial del CJ, destacó que a inicios de 2015 había 306 jueces en Guayas; es decir una tasa de 7.5 por cada 100 mil habitantes. Ahora hay 406 funcionarios judiciales, lo que significa una tasa de 10 por cada 100 mil habitantes.

“Esto radica en un mejor servicio a la comunidad. Cabe recalcar que nos estamos preparando para la vigencia plena del Código Orgánico General de Procesos (Cogep) que con el Código Orgánico Integral Penal (COIP) permitirá que se haga efectiva la oralidad en todas las materias, por ende las resoluciones serán ágiles y oportunas. Con esto evidenciamos que queremos hacer de la justicia una práctica diaria”, sostuvo Rada.

Julio Aguayo, presidente de la Corte Provincial, destacó que la aplicación de justicia fue transformada desde sus bases, empezando a partir de la infraestructura donde se trata con dignidad a usuarios y funcionarios. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: