El grillete electrónico no es inviolable, dice experto

- 27 de noviembre de 2018 - 00:00
La Fiscalía investiga si hay responsabilidad de funcionarios en la fuga del extitular de la Secretaría de Comunicación.
Foto: Archivo / El Telégrafo

Charles Chiriboga explica tres hechos sobre el caso del exsecretario de Comunicación Fernando A. y asegura que no es un perseguido político.

A 39 días de la fuga del exsecretario de Comunicación del gobierno anterior, Fernando A., aún se desconoce su paradero, aunque en una de sus apariciones en redes sociales dijo que se encontraba en un país que le concedió asilo, pero no precisó cuál.

La Fiscalía investiga si hay responsabilidad de funcionarios en la fuga del extitular de la Secretaría de Comunicación (Secom). La duda principal es cómo se retiró el dispositivo y qué se pudo hacer para evitar la huida.

La calidad del dispositivo o grillete fue defendida por Wang Fei, gerente general de CEIEC Ecuador, la empresa proveedora de los equipos, quien subraya que la prueba de esta afirmación es que se ha comprobado que el grillete asignado a Fernando A. nunca dejó de funcionar.

“Emitió alertas, fue sometido a revisiones técnicas y el equipo estaba activo. Esa es nuestra responsabilidad, el resto no”, afirmó.

Gales Chiriboga, ingeniero en sistemas, experto en dispositivos con formación en México, recordó que el grillete fue incorporado en el Código de Ejecución de Penas de Ecuador en 2001 y está dirigido para las personas juzgadas por delitos con hasta cinco años de cárcel.

Por ello se contrataron los dispositivos con GPS y chip, que emiten notificaciones o alarmas cuando están con batería baja, hay apertura o intento del equipo, o corte de la correa del aparato, dijo.

Fernando A. no merecía grillete

Los equipos no restringen el movimiento de los portadores, dice Chiriboga, quien ha trabajado como consultor en la Función Judicial y empresas públicas y privadas. “Al tener una aldaba pequeña, cualquier cerrajero lo podía abrir; no es inviolable ni indestructible como se piensa”, subraya.

Por ello está dirigido para personas que no son peligrosas y que no tienen probabilidad de fuga, conforme a los protocolos que se deben implementar, precisa. “El sistema es una maravilla, es espectacular. Lo que pasa es que le dieron el dispositivo a una persona que no debía llevarlo”, enfatiza, y agrega que la fuga no es culpa del protocolo ni del aparato.

“El único culpable es Fernando A. porque hizo una triquiñuela, se sacó el dispositivo y se fue”, manifestó. De las cerca de 2.500 personas con grillete, no pasan de 10 las que se lo han sacado y huido, sostuvo.

Tres razones

Lo más importante para el experto en sistemas es que la fuga del extitular de la Secom deja en claro que no es ni fue perseguido político y explica tres razones.

Primero, se escapó porque hubo respeto en la independencia de poderes, ya que la Justicia dictaminó esta medida y el gobierno la respetó. “Rafael Correa hubiera cuestionado y habría hecho revisar la medida”, sostiene.

En segundo lugar, dice, se respetaron los derechos humanos de Fernando A. porque se le dio el mismo trato y protocolo que a otras personas de baja peligrosidad.

Y tercero, esto demuestra que no hay perseguidos políticos en Ecuador porque de haberlo lo hubieran metido preso enseguida en lugar de ponerle un dispositivo.

El director del Consejo de la Judicatura, Juan Vizueta, dijo que está vigente la suspensión de disponer del grillete como medida cautelar. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: