Lucha contra la corrupción

Fiscal: 4 funcionarios ayudaron a Mendoza

- 13 de junio de 2020 - 00:00
Desde el pasado sábado el asambleísta Daniel Mendoza se encuentra recluido en la cárcel 4 de Quito.
Foto: Archivo / El Telégrafo

Con varias diligencias, la Fiscalía intensificó las investigaciones para recabar más evidencias sobre las anomalías en el caso del hospital de Pedernales.

A ocho días de que el asambleísta Daniel Mendoza y cinco personas más fueron detenidas por su presunta participación en el delito de delincuencia organizada, la Fiscalía avanza en las investigaciones.

Conforme lo determina la ley, en esta fase de investigación las diligencias se cumplen en reserva y hasta el 5 de septiembre existe plazo para recabar las pruebas o elementos necesarios para fortalecer su acusación.

Según la tesis de la Fiscalía, los seis detenidos formarían parte de una estructura de corrupción en el proceso de construcción del Hospital Básico de Pedernales y también del Hospital de Bahía de Caráquez, para lo cual cada uno habría jugado un rol.

A decir de la fiscal general del Estado, Diana Salazar, el asambleísta Daniel Mendoza era la cabeza de la organización, ya que, valiéndose de su cargo, habría coordinado algunas acciones para obtener contratos de obra pública en Manabí, entre ellas la construcción del Hospital Básico de Pedernales. Mantenía comunicación directa y a través de terceros, con los constructores de las obras.

A su vez, cuatro funcionarios del Servicio de Contratación de Obras (Secob): Edmundo T., Jenniffer C., Ángel A. y Tania S., (detenidos) incumplieron normas de contratación pública en la suscripción del contrato para el Hospital de Pedernales, lo cual es confirmado por el informe de responsabilidad penal de la Contraloría.

La situación es complicada para Edmundo T. director del Secob, ya que habría facilitado la suscripción del contrato. Además, habría recibido pagos de la empresa constructora e intercambiado chats con dos de los procesados, quienes rendían cuentas.

A su vez, Jenniffer C., coordinadora de Secob en la Zona 4 (incluye Manabí), fue la administradora del contrato de construcción de los hospitales de Pedernales y el de Bahía. Ella no reportó las presuntas anomalías.

Ángel A., coordinador de Secob en la Zona 8 y Tania S., permitieron que, mediante la adjudicación del contrato, puedan tener acceso y disponibilidad de recursos del Estado para su beneficio. 

El asambleísta consolidó su red en el gobierno de Correa

La supuesta estructura de corrupción liderada por el asambleísta Daniel Mendoza, no solo estaría vinculada a las presuntas irregularidades detectadas en los contratos para la construcción de los hospitales de Pedernales y de Bahía de Caráquez, sino que se extendería a muchas más.

A través de 15 empresas en las que tuvo participación el hoy procesado, obtuvo contratos con entidades públicas, provinciales y cantonales de Manabí, afirmó a El Telégrafo, el integrante de la Comisión Nacional Anticorrupción (CNA), Jorge Rodríguez Torres.

“Hay que investigarlo de años atrás, desde el correato, desde cuando fue constituyendo compañías y haciendo trabajos específicamente para los GAD en Manabí”, manifestó. (I)

Medios Públicos EP