Finca fue adecuada como minilaboratorio de droga

10 de diciembre de 2013 - 00:00

En la quinta Los Ceibos, ubicada en el km 22 de la vía a la Costa, en Guayaquil, agentes de la Unidad de Lucha Contra el Crimen Organizado (ULCO) encontraron 27 kilos con 60 gramos de droga que eran procesados de manera no convencional.

Normalmente en los decomisos que realiza la Unidad de Antinarcóticos se halla el estupefaciente envuelto en cinta de embalaje formando paquetes tipo ladrillo, cada uno con el peso de un kilo, o más. Algunos contienen papel carbón para evitar que sean detectados por los escáneres de rayos X instalados en puertos y aeropuertos.

La fiscal María Coloma, de la Unidad de Intervención Inmediata, participó en el operativo y confirmó que en el sitio  descubrieron herramientas para diluir la droga con sustancias químicas y luego impregnarla en una especie de pellón o tela. "La ponen a secar con reflectores infrarrojos para compactarla y posteriormente la sellan al vacío".

La funcionaria explicó que el estupefaciente queda en forma de lámina y se hace muy difícil de detectar por aparatos rastreadores o canes adiestrados del Centro Regional de Adiestramiento Canino.

En la hacienda también se hallaron maletas en las que se ingresaban las planchas listas con la droga. Los narcotraficantes sacaban las finas esponjas que están originalmente en cada una de las tapas de las valijas y hacían que el nuevo molde entrara sin dificultad.

Las butacas encontradas en el inmueble poseían la cualidad esencial de ser livianas, permitiendo trasladar hasta cuatro kilos de estupefaciente sin levantar sospechas. No se precisó cuántas de estas fueron incautadas.

Entre otras evidencias, según detalló la fiscal Coloma, se encontraron 80 mil dólares en efectivo, una pistola marca Witness calibre 9 mm, otra marca Taurus y una última Pietro Beretta. Asimismo cajas con municiones y una alimentadora con 11 cartuchos.

Prisión preventiva

Ocho personas fueron detenidas, de estas hay dos de nacionalidad ecuatoriana, dos colombianos, dos cubanos, un chino y un nicaragüense; con respecto a los extranjeros, su situación fue comunicada a las respectivas embajadas vía correo electrónico.

Todos los capturados, tras la audiencia de formulación de cargos realizada el pasado 7 de diciembre, quedaron con prisión preventiva.

Los delitos por los que se los procesó fueron los tipicados en los artículos 60, 61 y 62 de la Ley de Sustancias Estupefacientes y Psicotrópicas, en los que se establece que el tráfico ilícito, transporte o tenencia y posesión ilegal, son sancionados con reclusión mayor extraordinaria de 12 a 16 años y una multa de 60 a 8  mil salarios mínimos vitales generales.

Uno de los aprehendidos, identificado como Luis B., manifestó ser inocente y que fue obligado a llevar las maletas hasta el lugar.

Los demás apresados son Danny G. R.; Pedro G. L., Pablo R. A., Luo W., Enrique C. G. y Luis L. G. El abogado de estos dos últimos señaló durante la audiencia que sus defendidos no son los propietarios de la finca allanada, sino agricultores dedicados al cultivo de tabaco.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: